Declarar la interdependencia

Esta mañana al salir de casa, te aseguraste de llevar tu teléfono celular contigo. ¿Cierto? Es indudable lo útil que resulta tener un Smartphone, con conexión a internet: puedes estar comunicado en todo momento, enterarte de lo que sucede alrededor del mundo, hasta revisar el pronóstico del clima o el tráfico en tu ruta al trabajo.

Pero surge otra pregunta. ¿Cuánto tiempo ha pasado desde la última vez que revisaste la pequeña pantalla? Quizás hasta estás leyendo este artículo desde tu celular. ¿Cuánto tiempo puedes pasar sin chequear tus notificaciones?

Sí, seguro te acabas de sorprender a ti mismo de lo mucho que usas el teléfono diariamente. Y para los más extremos, aquellos que sufren de ataques de angustia o miedo de solo pensar olvidar el artilugio, ya existe un término: Nomofobia.

Hay cientos de estudios que afirman que cerca de la mitad de la población en el mundo ha desarrollado algún tipo de dependencia con su Smartphone. Esta realidad ha llegado a tal punto que el 41% de los usuarios del Reino Unido tiene dos teléfonos o más para estar permanentemente conectado, por poner solo un ejemplo.

Sin duda alguna, esta necesidad de estar conectados, muchas veces nos aleja de quienes tenemos al lado (Ajá, la escena típica en un restaurant y todos  mirando al celular). Sin embargo, también ha reestructurado la manera en la que nos comunicamos.

“Por siglos nos hemos estado declarando independientes, y quizás es tiempo de finalmente declarar nuestra interdependencia”, bajo esta premisa Tiffani Shlain comenzó el rodaje del documental “Connected”.

“Me propuse hacer una película sobre lo que significa estar conectado en el siglo XXI. La tecnología claramente nos ha cambiado y la forma en como nos conectamos con nuestros amigos, familiares y el mundo alrededor”, aseguró la directora.



Deja tus comentarios aquí: