Deja de dudar

Deja de dudar

¿Te gustaría sentirte liberado y transformado? Hay una palabra clave en torno a esto: confianza. Creer en ti. Hoy en día nos llegan muchas imágenes e informaciones, de personas o instituciones, que nos dicen cómo debemos ser, a qué aspirar, qué hacer con nuestro dinero, con nuestro tiempo. Incluso de la manera más sensible, velada o disimulada, siempre nos está llegando una señal, discurso o idea que nos dice hacia dónde debemos ir (qué casa comprar, qué trabajo o ropa tener, incluso hasta dónde vacacionar).

La confianza radica en ser fiel a lo que nos gusta, a lo que queremos, a lo que nos dice nuestra intuición. Confiar en lo que queremos hacer de verdad nos libera porque nos lleva el saldo de la deuda a cero: no nos debemos nada, podemos vernos en el espejo y saber que somos coherentes con nuestros deseos. No le debemos nada a nadie y, lo mejor y más tranquilizador, no nos debemos nada a nosotros mismos.

¿Cómo empezar a seguir este camino? Identifica al ego. El ego puede ser esa voz negativa que salta cada vez que deseas o decides emprender algo, diciéndote que vas a fallar, que mejor no intentarlo. A veces solemos pensar que el ego es esa voz que nos hace creernos mejores que otros, pero también es aquella voz que no quiere dejarte surgir, porque, bueno, es el ego. Siempre mejor, siempre arriba, mientras tú estás abajo. Puede manifestarse a través de personas tóxicas. Así que ya sabes: cuando aparezcan esos fantasmas, recuérdate que es el ego, y que es una trampa de tu propia mente.

Pide calma, silencio y guía. Por una u otra vía llegarán. Llama a tu intuición a despertarse, a tu entusiasmo, a tus ganas de ser feliz. Llámalas en la mañana al despertar. Cuando venga el ego, o la duda, aférrate más a ellas. Practica la paciencia, el esfuerzo, la disciplina, la voluntad. Pedir un cambio de la noche a la mañana no puede sino asegurarnos una derrota rotunda.

¡Y actúa! Aprenderás a aferrarte a la intuición, esta se irá afinando, y tus decisiones y acciones se alinearán paulatinamente con esa nueva búsqueda que se ha manifestado en ti: la de la confianza. Requiere coraje y tiempo. El resultado te hará crecer tanto, que cuando mires atrás podrás asombrarte con lo irreconocible ser anterior que encuentres en tus fotografías.

¡A liberarse!



Deja tus comentarios aquí: