Deja fluir la energía positiva en tu entorno a través de los colores

Para el Feng Shui, los colores son la manifestación de energía; la cual puede ser Ying – pasiva- o Yang – activa-. Por esta razón, depende del color que utilicemos puede variar nuestro estado de ánimo y el de las personas que nos rodean.

De acuerdo a la gurü del Feng Shui, Lillian Too, el color es una de las curas más fáciles de emplear para aportar armonía al hogar. Recomienda identificar los espacios de la vivienda para reconocer si el área es para descansar o para estimular la creatividad y las conversaciones fluidas.

El Ying está caracterizado por sensaciones de quietud, tranquilidad, relajación. Esta energía está asociada a colores pasteles y a algunas tonalidades oscuras como el azul y el negro; pero sin ser aplicadas al exceso, solo en algunos elementos, sobre todo si se trata del dormitorio. Mientras, el Yang es movimiento, pasión, dinamismo y está vinculada a tonalidades más vivas como el naranja, verde, amarillo, útiles para el área del comedor e incluso la cocina.

En su libro 188 ideas brillantes para dotar a su hogar de energía positiva, Too expone que en el caso de las áreas de estudio o trabajo, es mejor aplicar el color blanco porque invita a la concentración; el rosado activa el romance, el azul representa serenidad y el rojo pasión. “En nuestras habitaciones, siempre es sugerido tener un accesorio rojo para estimular la pasión en la pareja”, señala.



Deja tus comentarios aquí: