Deja de ser una víctima. 3 claves para lograrlo

Deja de ser una víctima. 3 claves para lograrlo

¿Eres una víctima?

¿Por qué me pasan estas cosas? ¿Qué hice yo para merecer eso? ¿Por qué nunca pueden salir las cosas como yo quiero? Si estas son preguntas que te haces a menudo, lo más probable es que estés asumiendo el rol de víctima con mucha más frecuencia de la que crees.

Aquellos que asumen el rol de víctima culpan a otros, o a las circunstancias por todos sus infortunios. Inclusive, suelen involucrarse en relaciones en las que el irrespeto, el maltrato o el abuso, forman parte de su cotidianidad. Así siempre tienen razones renovadas para justificar su desdicha y la falta de control sobre sus vidas.

¿Tiendes a darle vueltas y más vueltas a las cosas malas que te ocurrieron? ¿Te llenas de rabia y tristeza pensando en cómo las otras personas te fallaron? ¿Dedicas tiempo a conversar interminablemente sobre tus problemas con tus amistades? Estas son señales inequívocas de que estás asumiendo el papel de víctima, y quizás no te hayas dado cuenta.

Lo primero que debes recordar es que, todo aquello en lo que centras tu atención se va a manifestar en tu vida. Si te enfocas en regodearte en tu malestar y buscar culpables eternamente, eso es exactamente lo que vas a obtener.

Sentirte como una víctima tiene mucho que ver con negar tu poder creador y la responsabilidad que tienes sobre lo que sucede en tu vida.

Con mucha frecuencia me encuentro con personas que me dicen que quieren ser felices, pero no pueden. Se quejan de que, pese a sus esfuerzos, no logran manifestar la vida que desean. En un altísimo porcentaje, se trata de personas que viven desde la posición de víctima, muchas veces sin estar conscientes de ello, y sin saber cómo romper con ese patrón nocivo o norma mutilante, responsable de todas sus limitaciones.

El rol de víctima llena tu vida de drama, y esto representa todo lo opuesto a las sensaciones de dicha y confianza, indispensables para poder manifestar en tu vida las cosas que deseas.

Dejar de ser una víctima y realmente tomar el control de lo que te ocurre no es tan complicado ni tampoco es una labor titánica.  En el video de hoy te voy a dar las tres claves para romper con el patrón de ser una víctima de una vez por todas. Te darás cuenta de que son cambios simples, pero que practicados con constancia, generarán un impacto absolutamente transformador en tu vida.

Te aconsejo ver el video hasta el final, porque después de las claves, te voy a decir cuál es el elemento indispensable y más efectivo para erradicar el rol de víctima de tu vida para siempre.

Sé que te sorprenderás al ver lo común que es este error y lo rápido que comenzarán a producirse cambios, una vez que lo corrijas.

Haz clic en el video ahora y toma el control de tu vida.

Si te gustó el video por favor regálame un “me gusta” y compártelo con alguien que lo necesite. Ahora me encantaría saber de ti, ¿notas que a menudo asumes el rol de víctima sin darte cuenta? ¿Cuál es el primer paso que darás para cambiar esa situación?

Déjame saber en los comentarios que estaré muy atenta responderte.

Me encantó compartir hoy contigo. Te veo en el siguiente video.

Créditos imagen: Photo by Larm Rmah on Unsplash



Deja tus comentarios aquí: