Depresión y redes sociales

El venidero 07 de abril es el Día Mundial de la Salud, y en 2017, la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha querido hacer un llamado a la conciencia sobre un tema que está generando gran preocupación: el aumento de la depresión. Bajo el lema “Hablemos de la depresión”, la OMS dedicará un año entero a difundir información sobre este sensible tema que no tratado, puede llevar hasta el suicidio.

Se calcula que la depresión afecta a más de 300 millones de personas en el mundo. Pero además, es la principal causa de discapacidad, contribuye significativamente a la carga de morbilidad y puede agravarse por condiciones como la pobreza, el desempleo, el alcohol o las drogas.

Lea también: Trabaja tu autoestima y dile adiós a la depresión

Más aún, según la OMS, actualmente el suicidio es la segunda causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años. Por lo cual, vale la pena tener claro el papel que las redes sociales pueden tener sobre la depresión.

Un estudio publicado en 2016, en la revista Depression and Anxiety, reveló que los participantes más activos en redes sociales tenían 2.7 veces más riesgo de sufrir depresión. El estudio fue realizado por el Center for Research on Media, Technology and Health de la Universidad de Pittsburgh, Estados Unidos.

Un año antes, el doctor Heather Cleland, de la Universidad de Glasgow, había alertado sobre la vulnerabilidad de la adolescencia para el inicio de la depresión; máxime cuando el sueño es de mala calidad, como sucede con los púberes que utilizan continuamente Facebook, Twitter y/o WathsApp.

Lea también: ¡Comprobado! Dieta Mediterránea ayuda a combatir depresión

Al respecto, también se ha pronunciado la Academia Americana de Pediatría, quien habla de la “Depresión Facebook” y anima a los especialistas, a incluir, en sus cuestionarios para chicos, más preguntas relativas a las redes sociales, como vía para detectar una posible depresión.

Quizá esta recomendación hubiera prevenido la muerte de Naika Venant, una adolescente de Miami cuya depresión la llevó a suicidarse en directo, por Facebook Live, a la vista de cualquiera que estuviera del otro lado de la red.



Deja tus comentarios aquí: