Desacreditando mitos sobre la creatividad

Ya hemos comentado en el artículo anterior, que cualquier persona puede ser creativa, si realmente se predispone a serlo. Sin embargo, existen algunos mitos en nuestra Sabiduría Convencional que alimentan las ideas erróneas sobre la creatividad, que son necesarios desacreditar para despejar la mente.

Las personas creativas son sólo artistas

Leonardo Da Vinci era creativo. También Picasso, por supuesto. Mozart, Einstein, pero también mi abuelo o mi amigo Juan. No hace falta que la idea creativa transforme el mundo o nos conmueva intensamente (…aunque sería genial). Existe una creatividad tanto histórica, cómo personal, por lo que todo estamos aptos para ello.

La creatividad surge en la soledad

Aunque los procesos mentales que se producen en nuestra cabeza durante el proceso de creación son de carácter interno, un grupo de trabajo suele hallar innovaciones más exitosas a comparación de alguien que trabaja individualmente.

Los miembros de un equipo se complementan haciendo transcender el conocimiento, así las aportaciones de los demás pueden ser el principio para iluminar nuestra mente ante una posibilidad alterna o novedosa. Por eso es importante rodearte de personas excepcionales que compartan tus intereses.

Las personas jóvenes son más creativas que los adultos

Se tiende a creer que los jóvenes son más creativos porque se adaptan más fácil a los nuevos cambios. Aunque es cierto parcialmente, la creatividad se alimenta de las experiencias y saberes adquiridos, ya sean conocimientos o ideas o métodos para dirigir el pensamiento hacia el flujo imaginativo.

Pues que vivimos en sociedad que se cimienta bajo una serie de normas, con el paso del tiempo, muchas personas se olvidan de su proceso creativo para adaptarse a la sociedad  y por ello creemos que los adultos tienen menos capacidad.

La creatividad es de quienes se arriesgan

Ser creativo no significa encontrar el hilo negro en cada momento. Es más, la creatividad viene de resolver problemas, de simplemente innovar o tener algo que no había antes, algo que cualquier persona puede hacer. Si bien es cierto el que no arriesga, no gana, no necesitas aventarte del puente para ser creativo.

Ahora que hemos roto algunos de los más clásicos mitos sobre la creatividad, espero haya quedado claro que cualquiera puede ser creativo – sólo necesitas enfocar tu mente en resolver problemas y llegarás muy lejos. Recuerda que creer es crear.



Deja tus comentarios aquí: