Descubre las “Sensaciones Caracas” desde cualquier lugar del mundo

Descubre las “Sensaciones Caracas” desde cualquier lugar del mundo

Una de las cosas positivas que han emergido de la diáspora venezolana es la mixtura que ha surgido por la confluencia de la venezolanidad con otras culturas del mundo. Un ejemplo de cómo se han materializado interesantísimas propuestas artísticas a partir de este hecho lo constituye la agrupación, Visuales Andante, creada por León Grauer, en la cual participan un conjunto de talentosos venezolanos que viven en distintas partes del planeta.

Recientemente, este ensamble llevó a efecto, bajo el nombre de Sensaciones Caracas, una interesantísima producción audiovisual que en cuatro movimientos recrea vivencias de esa ciudad en una suerte de sinestesia que toca fibras sensibles de la diáspora venezolana. En el proyecto participan Alejandra Peña, Mariaca Semprún, Victoria Fernández, Johnatan Machado Tepper, Tito Pineda, Xavier Losada, Pedro Pereira, Norman Miranda, Jeison Cardozo, Juan Pablo Castillo Croes, Peter Rosenthal y el propio Grauer, quien comenta al respecto:

Sensaciones Caracas surge de la búsqueda de una forma de expresión artística personal, íntima, honesta, pura, completa, emocionante, creativa y retadora. Comenzó hace muchos años, cuando aún estaba estudiando Comunicación Social, alrededor del año 2004-2005. En su inicio, el proyecto se llamó Sensaciones y surgió como mis primeros impulsos en hacer arte audiovisual. Aún no sabía lo que el proyecto iba a ser realmente. Unos años más tarde, nació la idea de mezclar música y visuales en vivo, entonces Sensaciones se convirtió en el proyecto piloto con el cual fui desarrollando este concepto. Luego de varios experimentos con presentaciones en vivo, Sensaciones maduró y pasó a ser Sensaciones Caracas, y ahí ya trabajé sobre un concepto claro y depurado en torno a Caracas. El estar fuera de Caracas –y Venezuela– fue determinante en esta evolución”.

Este proceso implicó no solo lo creativo en sí, sino también la resolución de aspectos logísticos inherentes al hecho de que parte del talento venezolano está esparcido por el mundo, acumulando experiencias inéditas. Sobre su vivencia como venezolano de la diáspora, León expresa:

“Ser un venezolano de la diáspora es una experiencia sumamente compleja. Hay algo fundamental que determina esta experiencia: el hecho de que la salida de Venezuela ha sido forzada. En mi caso tomé la decisión y tuve la oportunidad de salir del país en condiciones ideales, pero si la realidad de Venezuela fuera la que todos soñamos nunca me hubiese ido. Solo diré lo más positivo que he experimentado de la diáspora: me ha permitido conectarme con mi cultura e idiosincrasia venezolana de una manera más potente e íntima, lo que me ha hecho crecer como persona y sobre todo como artista; he adquirido una perspectiva y conciencia más global. Ha hecho que los venezolanos nos reorganicemos y formemos lazos nuevos, fascinantes y emocionantes con personas que quizás nunca hubiésemos conocido en Venezuela, lo que abre muchas posibilidades y potencia a los que hacemos arte desde nuestra identidad venezolana y, en mi caso, identidad también caraqueña”.



Deja tus comentarios aquí: