Descubriendo el poder de los mantras

A los 19 años de edad, fui invitado a iniciarme en una técnica de meditación proveniente de India, transmitida por maestros de la energía Kundalini.

La técnica consiste en repetir mentalmente una frase, en cada inhalación y cada exhalación. Las frases son habitualmente en sánscrito, uno de los lenguajes sagrados más antiguos, y se denominan mantras. “Man” significa Mente, y “tra” es instrumento o móvil. Entonces los mantras son instrumentos o móviles para la mente; hacen que pensemos en la frase, y no en otra cosa. Y así me lo explicaron ese día.

El más conocido de los mantras, y protagonista de todos esos momentos en los cuales hay que contar hasta diez para no reaccionar cuando algo nos enoja, es OM.

OM es el sonido primordial del universo. Las escrituras hinduistas dicen que todo, lo existente y lo no existente, puede ser expresado al pronunciar esta sílaba, de la cual emergen todos los demás sonidos.

¿Por qué en sánscrito? Como expliqué más arriba, es una lengua ceremonial; y todas las palabras en sánscrito contienen una vibración energética muy elevada. Por eso no es necesario que sepamos el significado específico de cada uno para que, al repetirlo, su sonido produzca efecto en nosotros durante la meditación. Sin embargo, podemos utilizar como mantra, palabras en el propio idioma. Por ejemplo, Jesús enseñaba el “Yo Soy”; los hebreos repiten, entre otros, el “Eyeh Asher Eyeh”, que  significa “Yo Soy el que Soy”.

A los mantras se les reconoce un poder sanador mental y físico. Además, según lo que expresan, actúan sobre distintos aspectos de la vida espiritual y mundana.

En cuanto a la repetición, no sólo se usan en silencio durante la meditación. También se pronuncian en voz baja, se cantan y bailan; y el resultado en cada caso es diferente.

Personalmente disfruto mucho de cantarlos con los ojos cerrados, antes de iniciar la meditación. Ayuda a preparar la mente para la práctica.

Voy a dejarte aquí algunos mantras en sánscrito y al lado sus significados en español. Si lo sientes, haz tu experiencia con ellos. Recuerda que se dicen mentalmente mientras respiras, en lo posible una vez al inhalar y otra al exhalar.

  • SO HAM: Significa “Yo soy El” o “Yo soy eso”.
  • HAM SA: Es el sonido de la inhalación y la exhalación (mantra del Ser)
  • OM MANI PADME HUM: Toda la enseñanza de Siddharta Gautama Buddha se concentra en este mantra. Puede entenderse como “Que los pétalos de esta flor se abran para que aparezca la joya de mi ser interior”.

Y para cantar mi favorito es GAYATRI, una oración universal, que se dice es el primer mantra existente. No es propio de ninguna religión, pues pertenece a toda la humanidad; su sonido va directo al corazón y puede utilizarse en cualquier momento.

Aquí también la letra, y el enlace para escuchar la versión de la cantante Deva Premal.

“OM Bhur Bhuvah Svah

Tat Savitur Varenyam

Bhargo Devasya Dimahi

Dhiyo Yo Nah Prachodayat

OM Shanti, Shanti, Shanti…



Deja tus comentarios aquí: