Desde el amor por uno mismo

Hola Sheila, me gustó muchísimo el artículo sobre pasar página. Pero no siempre es tan fácil. Actualmente me encuentro en una decisión muy difícil. Tengo casi 10 años con mi pareja, una bebita de 2 años y al parecer él tiene otra mujer. No tengo suficientes pruebas pero sí millones de dudas. No sé que hacer, siento que es hora de aclarar todo y cerrar este ciclo, no tengo suficiente claridad ahorita, pero por supuesto él niega todo. ¿Qué sugerencias puede darme? Gracias, Deysi

La gente no sabe a lo que se enfrenta en una relación amorosa.

Diez años es mucho tiempo y una bebé de dos años tiene derecho y quiere tener padre y madre, por mucho que se diga lo contrario. ¿Para qué quieres tener más pruebas? ¿Con qué objeto? Si tu intuición ya te lo indicó, ¿para qué preocuparse de saber más? Asumo que eres una mujer que confía en esta habilidad tan real de los seres humanos, inherente de forma extraordinaria en la mujer por su misma constitución biológica, física, emocional y espiritual. Sin confianza en él no hay nada. Es decir, olvídate de la armonía, la seguridad, la serenidad y toda esa serie de sentimientos positivos y plenos que se desencadenan cuando sabemos que estamos con una persona que nos completa y hace sentir esa especial seguridad interna que nadie puede darnos. No sé cuántas mujeres han pasado por mi consulta con tu mismo planteamiento. Yo, soy muy directa. Conéctate con tu valor, con tu dignidad, con tu autoestima y olvídate de este hombre que tiene una vida dual, ¿para qué te sirve y qué estabilidad puede darle a tu hija? Esto, sólo tú puedes responderlo.

Daysi, ten el valor de «soltar» a este hombre y «ámarrate» a ti misma. Que estés tan amarrada a ti, tu amor, valor y dignidad que no necesites de nadie más. Siempre lo digo y lo repito: uno no va a las relaciones amorosas porque le falta algo, para llenar un vacío o darle sentido a su vida; uno se enamora porque está tan satisfecho, pleno y enamorado de sí mismo (aunque parezca individualista y egoísta) porque destila amor y no quiere desperdiciarlo. Así pues, te donas, compartes, brindas. Una experiencia muy diferente a lo que la gente, y millones de mujeres interpretan como amor. Es esta la razón por la que no tienes claridad. Claro, se trata de ser muy valiente también para reconocerlo. Creo que mereces atraverte, por ti y quizá también por tu pequeña.

Un abrazo desde el amor que se valora a si mismo.



Deja tus comentarios aquí: