Diario de un colibrí: superando la «Ornitofobia» con Rubyterapia

1534@ppdopico

El lunes vino Gillianna a disciplinarme con los ejercicios, se asombró al ver al pequeño Ruby, que cambiada está (día 11), me dice sin dejar de mirarlo. Hicimos la  fisioterapia en el balcón y en el estudio donde está el computador y el comedero grande. Gillianna aprovechó para leer en SDV los textos que tenía pendientes del Diario de un colibrí, mientras yo ejercitaba mis manos con plastilina. Previamente le mostré fotos del Tucusito Ruby Topaz y ella mostrando su asombro permaneció un momento boquiabierta, sin apartar su expresiva vista de la pantalla me dice, Sr José, que hermoso va a ser el Peque Ruby, increíble.

En su niñez Gillianna fue atacada y rodeada por las palomas hambrientas en la Plaza Bolívar de Caracas, esa experiencia traumática marcó su vida con una Ornitofobia (fobia a todos los pájaros en especial a las palomas). Pensé utilizar a Ruby para que ayudara a Gillianna, motivándola a dar un primer paso, para mitigar su fobia. Entendiendo la situación delicada, ligaba que Ruby no la atacara, ni le pasara cerca, ponle el palito delante de él, cerca del vidrio le digo. Manteniendo su seguridad, con un margen prudencial de distancia, Gillianna sostuvo a Ruby varias veces montado en el palito. Entendiendo el juego Ruby voló dos o tres veces directamente al palito, con Gilliana ubicada en la mitad del balcón. Un lunes diferente para Gillianna, para el Peque Ruby y para mi también.

Nota: Ruby fue identificado definitivamente como un Colibrí hembra ♀inmadura Mango Pechinegro [Black Throated Mango (Anthracothorax nigricollis)].  Desde su rescate en Cumbres de Curumo-Caracas (Oswaldo Girón) hasta el día de su liberación (Igone y Argi) se ganó muchos corazones. En este espacio de Inspirulina les relataré algunas de sus anécdotas y tal vez se gane el tuyo también.



Deja tus comentarios aquí: