¿Dificultades para lograr tus metas? ESTA es la principal razón

¿Dificultades para lograr tus metas? ESTA es la principal razón

¿Nunca te has preguntado por qué se presentan tantas dificultades cuando intentas lograr un objetivo que te has propuesto?

Todos tenemos nuestra lista de eternos pendientes: ese curso que siempre hemos querido hacer, aprender francés, comenzar a meditar, emprender en nuestro propio negocio, rebajar 10 libras, ser más saludable, leer más, escribir un libro, hacer más ejercicio, comenzar un blog, conseguir ese ascenso, y así podría seguir y seguir.

¿Por qué pareciera que nos toma media vida concretar esas cosas que además nos beneficiarían enormemente?

Las excusas sobran: “no tengo tiempo” (esta es la favorita de todos), “no me alcanza el dinero,” “me ocupé con otra cosa,” “me di cuenta de que no sirvo para eso,” “se me presentó un inconveniente” y miles más. Lo cierto es que la verdadera causa de nuestras demoras no es ninguna de las anteriores. Sorprendentemente NOSOTROS creamos las dificultades que nos impiden lograr las cosas que deseamos.

Nos hemos vuelto muy cómodos, y eso hace que sintamos la necesidad de tener garantías de éxito en cualquier cosa que pretendamos emprender. Cuando Colón descubrió América, la única garantía que tenía era la de llevar su deseo de explorar hasta sus últimas consecuencias. Cuando los hermanos Wright inventaron el avión, su única garantía era la posibilidad de volar por los aires, y su indetenible deseo de hacerlo. Ninguna persona que haya obtenido grandes logros ha tenido una promesa de éxito ni mucho menos la garantía de no enfrentar dificultades.

Lo que le ocurre a la mayoría de las personas es que el temor a enfrentarse a lo desconocido, y la incomodidad que eso conlleva, los conduce a reaccionar de forma evasiva. Sus excusas parecieran estar muy bien justificadas, pero la realidad es que no son más que distracciones, desvíos creados de manera inconsciente, para evitar afrontar el miedo a esa aventura sin promesas, y la molestia que eso les genera. Y así es como, sin darse cuenta, procrastinan, se desvían del objetivo y crean una serie de dificultades que hacen que la tarea parezca mucho más difícil de lo que realmente es.

Afortunadamente, con esta sencilla práctica de autobservación puedes identificar no solo las dificultades que creas, sino también su origen. Las técnicas que te doy te van a permitir abrir el paso para que los acontecimientos fluyan con mayor soltura y suavidad. Por fin dejarás de responder a ese impulso evasivo frente al temor de lo incierto.

Haz clic en el video y aprende a deshacerte de las dificultades en tu camino.

Ahora quiero saber de ti. ¿Cuáles son esos pendientes que no terminas de resolver? ¿Cuáles son las principales acciones evasivas que usas y que te desvían de tu objetivo? Por favor prueba con este ejercicio y déjame saber cómo te va en los comentarios.

Si te gustó el video por favor regálame un “me gusta” y compártelo con alguien que lo necesite.

Como siempre, fue un placer compartir hoy contigo. Te veo en el próximo video.

Crédito imagen: Sara Williams en Freeimages



Deja tus comentarios aquí: