Dile no al plástico desechable

Cada día se conocen más los problemas que el plástico causa en el ambiente. Y si bien este ha permitido grandes avances a nivel médico e industrial, el problema principal es el uso exagerado e inconsciente que le damos a diario. Una cucharita de plástico que utilizamos por menos de un segundo para remover un café tarda 300 años sobre la superficie del planeta. Conocer las consecuencias ambientales de su uso indiscriminado nos puede ayudar a tomar conciencia y por ende a acciones mas ecológicas. La producción masiva del plástico comenzó en 1940 y se dice que el total producido en estos primeros diez años del siglo XXI se acerca a la cantidad producida en los últimos 60 años del siglo pasado. Y pensar que todo el plástico que hemos producidos en estos 70 años aún está y estará en el ambiente por mucho tiempo.

plastic-mullallobeachaustralia

Plástico: enemigo del ambiente

La materia prima del plástico es el petróleo o el gas natural, recursos no renovables  que contribuyen al calentamiento global. Aunado a esto, los químicos que se utilizan para producir y reciclar el plástico contienen sustancias tóxicas que contaminan el aire, la tierra y el agua. Las bolsas que terminan en los vertederos de las ciudades sueltan con el tiempo productos tóxicos y estos pueden llegar a través de las aguas subterráneas y de la tierra hasta nuestros alimentos  y a nuestro cuerpo.

El plástico tarda años (300-1000) en degradarse y una gran cantidad de él termina en las aguas de nuestro planeta. Los daños a habitats marinos y a sus especies son alarmantes. Se estima que más de 1 millón de pájaros y hasta 100,000 animales marinos mueren cada año por estrangulamiento o ingestión con bolsas plásticas.  Los humanos también nos vemos afectados por el plástico que entra en las aguas de nuestro planeta. Está comprobado que termina entrando en toda nuestra cadena alimenticia. Es bastante común encontrar grande cantidades de plástico en los estómagos de los pescados y mientras más grandes son mayor es  la contaminación.

Si todas estas razones no te convencen ¿por qué no las ves con tus propios ojos? seguro habrás visto como el plástico abunda en lugares públicos y espacios naturales contaminándolos visualmente.

Tu granito de arena por la Tierra

  1. Evita adquirir las frutas y los vegetales que consumes pre-envasados. Si compras en mercados de agricultores comprarás mucho menos plástico. Si compras los vegetales en el automercado evita utilizar una bolsa para cada vegetal.bolsa-reusable
  2. Lleva tus bolsas de tela cada vez que salgas de compras.
  3. Baja el consumo de comida y café para llevar. La cultura de comida rápida va en contra de la armonía natural de tomarse un tiempo para descansar y comer. Evitarás una cantidad de contenedores, vasos, tapas, y pitillos, que utilizas por unos minutos y duran años en degradarse en el ambiente.
  4. Cuando tengas la opción escoge vidrio o aluminio en vez de plástico. Los objetos de estos dos materiales son preferibles ya que son reciclados más a menudo a nivel mundial.
  5. Recuerda que con cada bolsa plástica que rechaces le estarás haciendo un gran favor a la madre Tierra y si el producto que estás comprando te cabe en la cartera o en la mochila o puedes cargarlo fácilmente hasta tu carro…¡Dile no a la bolsa!

Estas son solo algunas sugerencias para reducir el consumo del plástico desechable. En la próxima entrada hablaremos sobre el mundo del reciclaje y te daré ideas de cómo re-utilizar este material creativamente.

Para terminar quiero contarte de una Organización en Australia con un lindo mensaje que impulsa a la gente a participar activamente en la protección de los mares y las especies que habitan en él. Se llama Take3 (LLevate3). Su mensaje es sencillo y por eso me imagino ha tenido tanto éxito. Consiste en que cada vez que estés en la naturaleza, playa, río o bosque recojas por lo menos tres cosas que estén ensuciando, te las lleves  y las botes en el lugar apropiado. Con esta simple acción habrás hecho la diferencia. Aunque no las hayas tirado tú, tu esfuerzo puede literalmente salvarle la vida a una tortuga o un delfín. Espero que la próxima vez te inspirulines a llevarte 3.



Deja tus comentarios aquí: