Dolor de cabeza: la alarma de un intestino inflamado

Dolor de cabeza: la alarma de un intestino inflamado

Se te nubla la vista, cada sonido y cada movimiento de tu cuerpo la intensifica, te hace ver estrellas literalmente. No cede con ningún analgésico, solo con descanso y oscuridad. Es la migraña.

Seguramente, tú conoces a alguien o ya la has sufrido antes, de alguna manera te has acostumbrado un poco a ella y la sientes como parte de ti, como esa vecina a la que no toleras, pero que sabes que en algún momento te la vas tropezar y va a entrar a tu casa. A veces habla poco y la toleras, otras veces habla de más y cada vez más alto; tanto que llega un momento en el que solo quieres expulsarla de tu casa.

Así son los dolores de cabeza tipo migraña.

¿Y cuáles son las causas principales?

  • Sensibilidades alimentarias propias: Los alimentos enemigos de cada persona se convierten en antinutrientes capaces de penetrar al intestino, y a su vez inflaman a nivel de sistema nervioso central causando migrañas. (Sofía Manca, 2011).
  • Sensibilidades alimentarias a aditivos como aspartame (edulcorante artificial), el glutamato monosódico (mencionado como E621 en las etiquetas de alimentos), los fenoles, sulfitos, nitritos y nitratos presentes en: resaltadores de sabor, salsas de soya, salsas envasadas, carnes curadas, hot dogs, pescados curados, remolacha, lechuga, apio, espinaca, brócoli, coliflor, papas, frutas y leche.
  • Intolerancia a las histaminas y tiramidas que contienen los productos fermentados o madurados como quesos duros, embutidos, fiambres y el yogurt, los cuales no son digeridos por personas con deficiencia de la enzima DAO; se acumulan y causan inflamación y migraña.
  • Intoxicaciones por consumos de sustancias químicas: alcohol u otras drogas o tóxicos.
  • Descenso de los niveles de estrógenos, por lo cual también es más frecuente en mujeres durante la menstruación o la menopausia (Aldo Rodríguez Izquierdo, 2010).
  • Hipertensión arterial o hipertensión intracraneana (Antonio Javier Cepillo y col, 2017).

Todos estos factores pueden provocar cambios vasculares y la posterior liberación de mediadores inflamatorios o sustancias que causan dolor. Algunas de las sustancias que intervienen en la migraña incluyen prostaglandinas, serotonina (un neurotransmisor), y citoquinas. Como puedes ver la inflamación es un componente importante de la patología de la migraña.

¿Qué hacer?

Comienza con el protocolo #3R

Remueve alimentos enemigos según tus sensibilidades alimentarias propias, alimentos procesados y altos en histaminas.

Repón con alimentos amigos y suplementos necesarios. Se ha demostrado que minerales como el magnesio, presente en el agua de mar, ayuda mucho a remover las migrañas (David Benavides, 2015).

Repón con buenas horas de descanso de sueño nocturno, y pon en marcha el reloj de tu ciclo circadiano.

Recupera tu salud a través de la inmunonutrición.

Referencias

Repercusión de la migraña menstrual en la mujer de hoy. Aldo Rodríguez Izquierdo, 2010 http://www.bvs.sld.cu/revistas/gin/vol_36_03_10/gin15310.pdf

Un paciente con hipertensión intracraneal como signo clínico de hemicerebelitis aguda. Antonio Javier Cepillo y col, 2017

http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1699-695X2017000300208

Prevalencia de migraña y su relación con la ingesta de alimentos. Sofía Manca, 2011 http://redi.ufasta.edu.ar:8080/xmlui/bitstream/handle/123456789/342/2011_n_044.pdf?sequence=1

Fisiopatología de la migraña: Teoría vascular, ¿Cierta o no? David Benavides, 2018 https://www.researchgate.net/publication/324486063_Fisiopatologia_de_la_migrana_Teoria_vascular_Cierta_o_no_Pathophysiology_of_migraine_vascular_theory_true_or_not_Revision



Deja tus comentarios aquí: