Donación de medicamentos: un acto de solidaridad

Donar medicamentos es donar vida. ¿Sabías que esto es posible? ¡Pues, sí lo es!

Si tienes medicamentos en tu casa que no estás utilizando y quieres ayudar a otros a alargar su salud deberías seguir leyendo, porque hoy hablaremos sobre la donación de estos productos vitales para la vida. Tal vez hayas escuchado poco sobre esto; tal vez no, pero la realidad es que la donación de medicamentos no es una invención reciente, pero ha tomado mayor auge en los últimos años.

La donación de medicamentos es tan importante que la Organización Mundial para la Salud (OMS) ha establecido una serie de directrices para entregar medicamentos a países que hayan sufrido catástrofes naturales o estén en situación de conflicto. Entre ellas, una de las más importantes es, por supuesto, no esperar a que los medicamentos se dañen. Esto no es solo aplicable a los países que se encuentran en situaciones similares. También se pueden entregar medicamentos a personas que están en tu mismo país, posiblemente más cerca de ti de lo que crees, y que lo necesitan más que tú.

En distintos países como México y España existen bancos de medicamentos en los que, luego de realizar la donación, se les administran gratuitamente (o a  muy bajo costo) a las personas de escasos recursos. En Venezuela el movimiento está surgiendo con algunas organizaciones como la Fundación Sanando, una idea liderada por Milagros Ramírez.

La Fundación Sanando fue registrada oficialmente en diciembre de 2011 y surgió cuando Milagros Ramírez, presidente de la fundación, decidió ayudar a su hijo a conseguir medicamentos para sus prácticas de labor social en el Delta Amacuro, debido a que los estudiantes no tenían los medicamentos necesarios para atender a sus pacientes.Así fue como Ramírez comenzó a enviar correos electrónicos a todos los laboratorios farmacéuticos de Venezuela solicitándoles ayuda para los estudiantes de medicina hasta que consiguieron apoyo.

Luego de esto, la Fundación Sanando inició la campaña “No Dejes Vencer las Medicinas que ya no utilizas… ¡Dónalas!” a través de sus cuentas en las redes sociales. La campaña tuvo una buena receptividad y hoy cuenta con el apoyo de distintas figuras públicas en el país. En la actualidad, la fundación ayuda a las personas que necesitan de medicamentos que no pueden cubrir o conseguir y, además, también envían medicinas a ambulatorios y realizan jornadas de atención médica a las zonas rurales.

Una linda iniciativa, ¿no lo crees? Puedes ayudar convirtiéndote en donante o voluntario. Recuerda que la medicina que tú no necesitas puede salvar la vida de otros.



Deja tus comentarios aquí: