Donantes y Fertilidad

La fertilidad es la capacidad que tiene el un ser vivo de reproducirse por sus propios medios. En la cultura humana, se le da una gran importancia al hecho de tener o no hijo; así como la cantidad de ellos. Las razones han variado en nuestra actualidad, de igual modo la importancia que tiene el tener o no hijo. Lo que no cambia es la necesidad de crear una familia.

Existen muchos factores que influyen en la fertilidad o no de el varón y/o la hembra, desde el ambiente en el que convive, los alimentos que consume, herencia y genética, como accidentes o uso de drogas legales o no. Todo este es relevante para la pareja o persona que desea entrar en la etapa de la “porle”.

Por ello la medicina, ha investigado en este campo y es increíble encontrar cifras altas de infertilidad existente en la pareja, sea por parte de uno o de los dos integrantes de ella. Hoy hablamos de la fertilidad asistida que da paso a la fecundación asistida y las diferentes modalidades para realizar los procesos de invitró (INVO, IVC, FIV, ICSI). Podemos tener casos de baja, mediana o alta complejidad, de lo cual va a depender el tipo de tratamiento que decidan usar los médicos.

La existencia de la infertilidad tiene una base psicológica, que radica en las emociones y los pensamientos. Ambos deben estar en completo balance; sin embargo en muchos de los estudios que se han realizado tanto de baja o alta complejidad ha predominado la inestabilidad de estos dos elementos en la psique de uno de los integrantes de la pareja o en ambos. Donde el apoyo psicológico es importante para ayudar en el proceso de fertilidad de la pareja; usando las diferentes estrategias y técnica de terapia psicológica enfocados en el instaurar de nuevo el equilibrio en el sistema psíquico y así en el sistema orgánico de los individuos que conforman la pareja.

En alguno de los casos de infertilidad, alguno de los integrantes de la pareja no posee las células optimas para lograr la meta deseada, el embarazo. Por ello es que se recurre a la búsqueda de donantes. Los clasificamos en ovodonantes y en donantes de semen; los cuales son evaluados rigurosamente por los diferentes especialistas para asegurar la optimisidad y mejor calidad de la muestra donada.

Los donantes básicamente pueden ser de ambo sexo entre los 20 y los 26 años de edad, saludables, sin historial de enfermedades o trastornos psiquiátrico; y dispuestos a ayudar en el proceso de dar vida. Entrono al donar existen muchos mitos, que poco a poco se quitaran y permitirán que existan más persona que ayuden en tan mágico proceso de asistir en el proceso de originar vida.



Deja tus comentarios aquí: