¿Dónde está la felicidad?

La felicidad está en ti, en disfrutar y atesorar cada momento de tu vida, desde las cosas más simples hasta los deseos y metas satisfechas, también esta en ese camino que recorres día a día.

Aunque suene trillado, es así, siéntate un momento a pensar en todo lo que tienes, por poner un ejemplo, tienes ojos y puedes leer este artículo, o tendrás a alguien que te lo esta leyendo, ya eso es saber que puedes ser feliz, pues tienes la oportunidad de abrirte a leer o escuchar sobre temas de felicidad. Simplemente estás buscando la felicidad, hay muchas personas en esa misma búsqueda, entonces con saber que no estás solo en esto ya es un primer paso.

Ahora más allá de esto, y volviendo a pensar en todo lo que tienes, ve a tu alrededor, busca si puedes ver los árboles, el cielo, escuchar el sonido de los pájaros, ver a la hormiga que va siempre en búsqueda de lo que quiere, lo que sea que tienes a tu alrededor es una maravilla del mundo, así estés en un hospital, tienes uno a dónde acudir y hay médicos que te ayudarán a sanar, sólo por eso ya eres afortunado.

Piensa en que respiras, en que caminas, en que tienes un empleo con el que te da para comer y muchas otras cosas más, incluso que puedes ir a la playa un fin de semana cualquiera, o lo que te guste hacer, el hecho es estar vivo, poder sonreír, poder pensar y ser consiente de todas las maravillas que hay en el mundo,  yo solo estoy hablando de lo más básico, puede que tengas mucho más,  da gracias, se agradecido con tus padres, tus amigos, con cualquier persona que ha formado parte de tu crecimiento en esta vida.

Ahora, te voy a contar lo que para mí fue un momento súper feliz, y me lo enseño mi sobrina de cuatro años, la fui a buscar a la escuela, la bañe, la vestí y salimos a pasear, ella no sabía exactamente a dónde nos dirigíamos, incluso estaba lloviendo, aún así ella estaba emocionada solo con salir a pasear, ¿A dónde? no importaba, tuvimos que parar por la lluvia, al escampar continuamos nuestro recorrido, ella iba por la calle cantando, tan fuerte como podía, y en eso dijo la expresión que me demostró lo que es la felicidad, “Estoy Feliz, muy muy Feliz”,  yo solo vi su carita y le dije: estoy tan feliz como tú, ahora cantemos más alto y sigamos caminando por la calle.

Esto me demostró la simplicidad de un niño, en saber que es feliz pues está disfrutando de todo lo que ve a su alrededor, de una simple caminata en la calle, luego aterrizamos en un acuario, y allí se maravilló aún más con todo lo que pudo apreciar de la naturaleza, pero antes ella no tuvo expectativa, en lo simple, ella estaba “muy muy feliz”. Nosotros también podemos tener esa felicidad si comenzamos a ver lo bello de lo simple y lo cotidiano además de agradecer por todo lo que ya tenemos.

 

De la mano contigo

Shirley Intriago

Coach Profesional y Máster en PNL

Mujer apasionada por la vida.

@sintriagov4



Deja tus comentarios aquí: