¿Dónde está tu superhéroe?

Existe una frase muy inspiradora que dice: «Una vez que eliges la esperanza todo es posible». Su autor es el fallecido actor Christopher Reeve.

Para los que no lo recuerdan él fue mayormente conocido por su papel en la película Superman donde interpretó al superhéroe de la capa roja. En el año 1995 sufrió un accidente que lo dejó imposibilitado en una silla de ruedas. A partir de este trágico suceso comenzó a emerger una persona realmente invencible, que a pesar de lo que le sucedió nunca se dio por vencido, y hasta su fallecimiento dio a muchos palabras de esperanza. No se cansó de buscar alternativas para el desarrollo de investigaciones que pudieran encontrar una cura a la parálisis de médula espinal que imposibilitaba su cuerpo, mas no su espíritu.

Esta vicisitud lo llevó a crear una fundación que lleva su nombre, que lucha dando aliento a muchas personas como él que optan por no rendirse y no dejar que los paralicen las circunstancias. Pese a todo pronóstico y lo difícil de esa condición que padecen mantienen la fe, principalmente en ellos mismos.

Esta historia nos pone en perspectiva, nos damos cuenta de que definitivamente no sabemos lo que nos va a suceder. Sin embargo, no podemos vivir en un espacio de miedo perenne.

La decisión reside en cada uno de nosotros. Decir «no me rindo» es una opción que puede ser dura y hasta difícil de tomar, pero abre infinitas posibilidades para descubrir a ese héroe interno que cada uno posee. Enfrentar con valentía como fue el caso de Christopher Reeve ese accidente que, aunque lo imposibilitó a nivel físico, lo hizo crecer a nivel interno, y humano. Esa lucha incansable que no terminó mientras vivió.

¿Cuántos de nosotros afrontamos arduos retos?: una enfermedad, quedarnos sin trabajo, un divorcio. En todas estas circunstancias podemos sentir que todo se apaga, que no hay salida cierta. Cuando sintamos que la oscuridad no se disipa, analicemos por un segundo lo que sacan a flote todos estos eventos. Aquí podemos tomar la decisión de seguir alguno de estos dos caminos: hundirnos en la desesperanza, la rabia y la no aceptación de las circunstancias, o fortalecer nuestro interior y ver como oportunidad lo que nos sucede para hacer relucir ese espíritu indomable que todos llevamos en lo más profundo de nuestro ser.

Estoy convencida de que cada uno tiene a un sabio maestro dentro de sí y que muchas veces acallamos su voz cuando dejamos que voces externas no nos permitan oír esa inteligencia superior que habita en nosotros. Nuestra alma sabe perfectamente a lo que vino y es aquí donde tenemos que dejar la incredulidad y animarnos a subirle el volumen a esa voz interna donde reside ese superhéroe que es capaz de hacer cosas que ni siquiera nos imaginamos que son posibles.

Cuando vienen las dificultades es muy normal no ver la vía de escape. Este es un momento de incertidumbre, cuando la vida nos pone una encrucijada que nos invita a escoger cómo vivir la adversidad. Podremos seguramente salir airosos de cualquier coyuntura por la que transitemos, con la fortaleza que, sin ese quiebre, no hubiese sido posible.

Para poder descubrir tu poder interior y comenzar a acceder a esa inteligencia superior te invito a hacer pausas en tu rutina diaria. Puedes empezar creando espacios para la meditación, el mindfulness y la respiración consciente. Estas herramientas empezarán de a poco y, si se hacen con constancia, de una manera segura acallarán el ruido de la mente, empezarás a contactar con ese ser supremo, ese superhéroe que vive en ti.

Ojalá te animes a creer que sí puedes ya que siempre está en tus manos develar su existencia, pronto te darás cuenta de que no es de ficción, es más real, poderoso y capaz de lo que ni tú mismo te imaginas.



Deja tus comentarios aquí: