Ejercita tu creatividad

Ejercita tu creatividad

Cuántas veces has oído frases como: “es que yo no soy creativo” o “nunca se me ocurren buenas ideas”. La verdad es que todos somos creativos y mientras algunas personas son naturalmente más creativas que otras, todos podemos tener ideas brillantes.

A medida que crecemos, la mayoría de nosotros aprendemos a inhibir la creatividad, ya sea por motivos relacionados con el trabajo, pensar que somos adultos y debemos ajustarnos a ciertos comportamientos, o por la misma rutina; hasta que nuestra vida se convierte en una formula estrictamente matemática. La creatividad es la mejor arma para romper con lo establecido, con el común de nuestros días.

Tal vez no te has dado cuenta pero diariamente pones en práctica un poco de tu creatividad. Por ejemplo, todas las mañanas cuando sales a la calle,  y piensas ¿cuál vía alterna debo tomar para desviar el tráfico? ¿Qué música escuchar mientras estoy en este tráfico? ¿Qué ropa usar para ir al trabajo? Y hasta las madres cuando deben decidir qué cocinar para mañana. En estos tiempos hasta debes ser creativo para  rendir el salario mensual. Aún así resuelves todo.

¿Te das cuenta cómo la creatividad forma parte de tu vida diaria?

Todos nacemos con una capacidad creativa que luego puede ser estimulada o no. Como todas las capacidades humanas, la creatividad puede ser desarrollada, mejorada y existen numerosas técnicas para trabajarla.  Estas son algunas de ellas:

1.-  Consultarlo con la almohada: las mejores ideas pueden llegar cuando menos las esperas, aún cuando estés durmiendo, pues tu subconsciente sigue trabajando, procesando constantemente ideas y estímulos recibidos de manera consciente. Es por eso que es recomendable dormir con un lápiz y un papel en la mesa de noche para que no se te escape nada.

2.- No lo esfuerces: dejemos que fluyan las ideas, que vengan solas. Las filosofías orientales tienen algunos componentes relativos a la creatividad, en particular el Budismo y el Taoismo.  Se cree que no se puede crear adecuadamente partiendo del control y la ilusión de la mente.  Uno debe ir más allá de su poder, y simplemente dejar la mente libre para expresar cualquier cosa que quieras.

3.- Aléjate de la computadora: sal a dar un paseo, escucha buena música, conoce lugares nuevos, tómate tu tiempo, ¿cuántas ideas buenas no has tenido mientras haces ejercicio, mientras manejas, lavas los platos o cantas en la ducha?

4.- Lluvia de ideas: reúnete con un grupo de personas y comienza a crear, relaciona lo que parece no relacionable, rompe las reglas, sé abierto y espontáneo, toma riesgos y dale la bienvenida a cualquier idea, no importa si no la consideras tan creativa, esa idea puede ser el punto de partida para conseguir lo que buscas.

No hay ningún método seguro que garantice el éxito.  En algunos casos un método estructurado puede ser beneficioso, pero también puede ser causa de fracaso y bloqueo.  La verdadera inspiración la obtendrás cuando aprendas a ver más allá de lo evidente.



Deja tus comentarios aquí: