El abecé del STOP : tres pequeñas pausas conscientes para tu día

El abecé del STOP: tres pequeñas pausas conscientes para tu día

Por Christiane Wolf | September 19, 2017

Equatore/Adobe Stock

Traducción: Silvia Porraz.

 

El acrónimo STOP (DETENERSE / PARAR en inglés) es una de las prácticas breves de mindfulness más conocidas y apreciadas que se pueden usar a lo largo del día. Es sumamente simple.

S – Stop (Para o detente)

T – Toma un respiro

O – Observa qué es lo que sucede

P – Prosigue

Puedes hacer esto en cualquier momento a lo largo del día cuando lo recuerdes. Te percatas de lo que sucede a tu alrededor y, dentro de ti, te estabilizas con algunas respiraciones conscientes, y luego prosigues con mayor claridad desde un lugar donde puedes elegir.

Aquí tienes tres maravillosas formas para practicar STOP con mayor profundidad: el abecé de STOP -practicar STOP para percatarte o darte cuenta (awareness), la belleza y la compasión.

STOP — A: STOP para percatarte o darte cuenta (awareness)

Usa la práctica STOP para percatarte completamente del momento presente: ¿Qué está sucediendo en el cuerpo? ¿En la mente? ¿En el terreno emocional? O pregúntate: ¿Qué está fuera de mi campo de atención ahora? Puede ser tan simple como notar que tu cerebro está brumoso luego de estar en una conferencia telefónica por dos horas (y que necesitas hacer una pausa para estirarte), o que has estado pensando en la próxima cita con el maestro toda la mañana. Simplemente, detente y respira.

STOP — B: STOP para la belleza

Para un momento y nota algo bello que esté a tu alrededor. Puede ser literalmente “parar para oler las rosas”. Utiliza todos tus sentidos para encontrar algo, y luego admíralo durante una o dos respiraciones. Si esto te parece demasiado alejado del momento, puedes preguntarte: “Ok, sé que este es un momento estresante, pero si hubiera algo bello ahora ¿qué sería?”. Quizá notemos las flores en la mesa, las cuales se mezclan con el trasfondo cuando estamos ocupados. O las hermosas trenzas de la mujer que está frente a nosotros en la (¡larga!) fila del supermercado.

La compasión es una respuesta natural y cariñosa ante el sufrimiento, ya sea grande o pequeño, nuestro o de otros.

STOP — C: STOP para la compasión

En momentos de estrés o dolor, pon en práctica STOP para abrir tu corazón a la bondad y la compasión. La compasión es una respuesta natural y cariñosa ante el sufrimiento, ya sea grande o pequeño, nuestro o de otros. A veces la compasión nos impulsa a parar, y en otras ocasiones necesitamos parar para asimilar verdaderamente algo, para que podamos abrir las puertas del corazón e invitar a entrar a la compasión. Quizá estemos un tanto impacientes con nuestra hija porque se está quejando demasiado por algo que sucedió en el recreo. Quizá nuestro cerebro adulto no vea esto como algo hiriente, pero el parar y escuchar verdaderamente puede ayudarnos a conectar con la verdad de su sufrimiento y dejar que nuestro corazón se ablande un poco.

Espero que disfrutes estas pequeñas joyas y que te ayuden a tener más momentos mindful en tu día.



Deja tus comentarios aquí: