El amor

El amor es más que un sentimiento, es la fuerza más poderosa del universo. Dicen que el amor lo puede todo, lo sana todo y lo arregla todo, ¡que maravilla! y es cierto, ya que el amor es el que ilumina, el que une, el que realiza milagros. Sin embargo la sociedad nos inculca que es sólo sinónimo de erotismo, romance y pasión. Es cierto lo incluye pero es mucho más que eso.

Al respecto la biblia revela que Dios es amor en 1 Juan 4:16 Y nosotros hemos llegado a conocer y creído el amor que Dios tiene para nosotros. Dios es amor, y el que permanece en amor permanece en Dios y Dios permanece en él.

Una frase que encontré en internet expresa lo siguiente : “El amor de Dios es incondicional, sin divisiones, ni clasificaciones, es permanente y estable”   este mensaje es sumamente sublime, cada uno de nosotros a lo largo de nuestras vidas hemos tenido amistades, amores, gente que por algún motivo nos dejaron de querer, se alejaron. No obstante el que siempre ha estado para nosotros es Dios, todo pasa excepto el y su amor. Afortunadamente nunca tendremos que decir “Dios nos dejó de querer”, ni siquiera cuando hemos cometido un error, su amor es grande y misericordioso.

Por otra parte el amor de Dios es un don que ha sido derramado en nuestros corazones, por lo que se nos invita a ser esa antorcha en estos tiempos catalogados por muchos como difíciles. Una frase célebre y hermosa dice:

«Cuando el cielo quiere salvar a un hombre, le envía amor» Lao-Tse   y todos nosotros podemos evidenciarlo a través del ejemplo de muchas personas, les voy a citar algunos:

  • Una mujer amargada cambia totalmente cuando le llega un hijo,. Un señor de carácter difícil se enternece con la llegada de un nieto.
  • Hace tiempo me enteré de una chica que tenía intenciones de suicidio, pasaron tres meses pregunté por ella, me dijeron que estaba feliz que se había enamorado de un chico muy guapo y ya había superado su depresión
  • Tenía un conocido que estaba inmerso en el alcohólico, llegó al límite de ver hasta fantasmas, marcianos, alucinaciones gracias a su vicio, sin embargo ingresó a una religión y a través de ella conoció el amor de Dios y sanó, su vida cambió totalmente.
  • Otras personas les llega un gato, un perro, una mascota a su hogar y se llenan de amor.

Estos son algunos ejemplos de que el cielo es sumamente creativo cuando quiere rescatar a alguien a través del amor, no tiene límites. Gracias al amor somos hijos de Dios, y hermanos de los demás.

El cielo nos invita a que expresemos el amor, que lo llevemos a la acción; y muchos dicen que aman a Dios, sin embargo no le oran, o sólo le rezan una oración tradicional ¿sólo te acuerdas de Dios por interés? en algún momento has dicho “Dios te amo”. Cuando amamos a alguien tenemos detalles con ellos, ¿ qué detalles has tenido con él? ¿Le dedicas una sonrisa, una alabanza, una canción, una oración de corazón?.

También una forma de amar a Dios es amarnos a nosotros mismos, pues somos sus hijos, su obra. Cuando te miras al espejo qué te dices: ¿te críticas porque tienes panza? ¿te quejas por una nueva arruga o cana? Dices que fea (o) estoy….   Amate a ti mismo (a), todo parte de allí, para poder amar a los demás. Entonces cada mañana date un abrazo, que tu diálogo interno sea amable. Una afirmación que recomienda Louise Hay es: “Me amo, me apruebo y me acepto”. Repito “Amate” acéptate con tus cualidades y defectos, eres un ser único (a) que se merece lo mejor. Consiéntete, de vez en cuando date un gusto: dulce, ropa, paseo. Un regalo que te des a ti mismo (a).

Además de eso, es importante expresar amor por nuestros seres queridos. Es bonito cuando los esposos, novios, enamorados se dicen que se aman, con detalles, atenciones. A tus padres, le das las gracias por todo lo bueno, ¿hace cuánto tiempo que no compartes con ellos? Y si ya no están en esta vida terrenal al menos de vez en cuando oras y de todas formas expresa tu agradecimiento que eso llega. Manifiesta tu amor a :Hijos, amigos, abuelos, mascotas etc. Recuerda el valor de los detalles, a veces las cosas más sencillas hacen la diferencia. Deja de ver lo malo, los defectos, no critiques, no juzgues a los demás, míralos como hijos de Dios igual que tu, míralos por favor con amor.

Valora el amor, valora a quienes tienes en tu vida. El amor no es para guardarlo en el corazón, en una caja fuerte bajo llave…. ¡es para expandirlo, vivirlo y disfrutarlo!.

Y para finalizar, todo lo que hagas agrégale ese ingrediente especial: a tu profesión, oficio, estudios, labores del hogar, favoresa otros, todo, todo cambiará con esta fuerza maravillosa que es el AMOR



Deja tus comentarios aquí: