El amor en los tiempos de Facebook

Sin duda la manera de relacionarnos ha cambiado bastante con la invención de las redes sociales y más con San Facebook, que al parecer ha dejado sin trabajo al pobre de Cupido en los últimos años. Y el problema no es que ahora las personas flirteen o traten de conseguir pareja por face. Eso está muy bien. El problema es cuando face o cualquier otra página web se vuelven la única opción para encontrar el amor y establecer una relación sentimental con alguien, sustituyendo a los métodos más eficaces y tradicionales. Les voy a explicar por qué.

Antes de toda esta revolución tecnológica y las redes sociales, la gente solía ligar en la calle, conocerse en persona y salir algunos días juntos para ver si se daba la química entre ambos. Había forzosamente un contacto directo persona a persona. En casos más tradicionales, los chicos se robaban a las chicas como en tiempos de nuestros abuelos y después de un tiempo ya había hasta casorio y toda la cosa, pero con la llegada de Facebook, eso cambió. Ahora con el chat las personas se ahorran citas y citas y se cuentan todo lo que se deberían de contar con días y días de estar saliendo juntos, para que finalmente el día que por fin se conocen en persona ya no sean unos completos extraños y eso está muy bien también. En este caso la relación que inició por face logró salir de la pantalla para convertirse en algo real, pero… ¿qué pasa cuando solamente se queda en face y nada más?

Bueno, eso es un problema que la gran mayoría de las veces ocurre y no solo a los homosexuales también a los heterosexuales. Pero debido a que los primeros somos –si gente, somos, porque a mí también me ha pasado– más dados a usar Facebook como herramienta para ligar pues es que sufrimos más descalabros, precisamente por enrolarnos con gente que creemos “conocer” solo por haber estado charlando una semana seguida por ahí, pero que en realidad no. Nos involucramos muchas veces en situaciones que no son reales, aunque aparenten serlo.

No obstante, si bien es cierto que levanta el autoestima y nos infla el ego saber que somos todos unos playboy en face y que se tiene una fila enorme de admiradores y pretendientes aguardando por uno, también es cierto que muchas veces ese tipo de relaciones cibernéticas se quedan en eso, en algo virtual. Y al final del día ni pretendientes, ni novio ni nada; se termina igual de solo que al inicio ¿pero por què? ¡Aaaah, claro! Es que nada de eso dio indicios de ser más real.

En efecto, muchas veces al conocer a alguien por internet creemos estar en algo que puede ser real pero no siempre termina siéndolo. Nos ilusionamos y hasta nos enamoramos antes de tiempo y muchas veces ni siquiera es de un sujeto sino más bien de sus fotos; nos gusta pensar que el sujeto en las fotos es real -y posiblemente sí lo sea- pero de él solamente conocemos lo poco que nos cuenta por face y para entablar una relación hace falta mucho más que largas charlas por face o teléfono. Hace falta conocer en vivo y a todo color a esa persona, saber cómo se expresa, cómo reacciona y sobre todo, saber que es real y no sólo un perfil más.

Yo no estoy en contra de ligar por las redes sociales, acepto que tiene su encanto y es hasta sabroso y emocionante; como tener una cita a ciegas pero cibernética. El problema empieza cuando después de un tiempo se pierde el encanto, se va el interés, la emoción y todo producto de que eso se ha estancado. Además, no es la forma más eficaz, pues un tipo que hable con uno puede estarse ligando a otros cien y de todas esas opciones se va a quedar con el que haya pegado. Es como andar picando de flor en flor a ver cual se abre, dejando todo al azar; como dicen, quedarse con lo primero que caiga, y es entonces cuando vienen las desilusiones.

Sin embargo y a pesar de todo, no digo que no sea remotamente posible conocer a algún chico lindo por ahí y que se dé una relación estable y duradera que logre traspasar las barreras de internet, por lo que aquí les dejo unos tips para lograrlo.

Si van a ligar o están ya en medio de algo con alguien que conocieron por face:

  • Procuren que sea alguien que viva cerca de ustedes, no querrán que el hombre de sus sueños viva a un continente de distancia, a menos que tengan el dinero suficiente para estar viajando de manera regular.
  • Procuren que sea alguien mas o menos de su edad –bueno aquí puede haber excepciones dependiendo de los gustos– tampoco sean rasca tumbas o asalta cunas.
  • Llegado a cierto punto del pre-novios por face, digan lo que buscan, lo que quieren y lo que esperan. Poner las cartas sobre la mesa. Todo con tal de que entre ambos, logren sacar la relación de la red para llevarla a algo más real y palpable.
  • Ahora sí ya pueden salir más a menudo para ir sentando bases más sólidas y lograr que eso llegue a ser un noviazgo formal, duradero y feliz. Habrán superado la barrera de Facelandia.

Yo pienso que sólo así se puede lograr que algo que inicia por face y que es medio real, se transforme en algo total y completamente real, que nos llene y nos haga felices. No basta sólo con que bajemos la luna y las estrellas y que andemos conquistado sin ton ni son a cualquiera y tampoco se vale que nos andemos ilusionando y enamorando del primero que nos hable bonito por la red. No. Aquí los hechos cuentan más que las palabras y si ustedes son de esos suertudos que logran encontrar el amor en face, Messenger o donde sea ¡pues enhorabuena, felicidades! Mientras los que no, pues tendremos que seguir en las búsqueda. Y como dice una tía: si no ha llegado el mango de tus sueños pero tienes varias naranjas en la canasta, pues mientras échate unas cuantas, total, así la espera será más leve jajajaja ¿rico no? Nos leemos en la próxima inspirulinos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Deja tus comentarios aquí: