El cacao y la economía venezolana

Theobroma cacao es su nombre científico, que significa en griego “alimento de los dioses”. Tiene su origen en el territorio suramericano que hoy corresponde a Venezuela (sur del Lago de Maracaibo, Paria, el Delta y el Amazonas) hace unos 4000 años, y se extendió hasta el sur de México por las rutas comerciales que mantenían las diferentes civilizaciones aborígenes. Cuando los conquistadores españoles conocieron su principal producto, el chocolatl o chocolate, de origen mexicano, lo llevaron a Europa, donde tuvo una extraordinaria recepción en el consumo; por esta razón se extendió su cultivo por todas las colonias americanas, entre ellas Venezuela.

Y aunque el cacao era originario de esta propia tierra, y fue utilizado por los indígenas de Venezuela como alimento y tributo a los dioses en la era precolombina, se extendió como cultivo traído por lo conquistadores a partir del siglo VXI. El cacao, representó la base de producción y exportación en Venezuela desde el siglo XVI hasta principios del siglo XIX, gozando de gran reconocimiento a nivel internacional. Hasta 1825 sólo se cultivaba cacao criollo con elevados estándares de calidad, introduciéndose en el país desde ese entonces cacaos forasteros como el trinitario, por ser más resistentes a las plagas. Con las guerras de independencia se rompieron los vínculos con Europa y el cacao cayó en decadencia como alimento de exportación.

Actualmente, el cacao es uno de los “commodities” con mayor precio en el mercado mundial, prácticamente es oro que crece en los árboles. De acuerdo a cifras del Banco Mundial, correspondientes a marzo del 2014, una tonelada métrica de cacao tiene un valor de 3031 dólares americanos, lo que equivale aproximadamente 30 veces más que el valor de un barril de petróleo crudo, cuyo precio oscila alrededor de los 100 dólares. Si un barril de petróleo pesa aproximadamente 150 kilos, una tonelada de cacao equivale a unos siete barriles de petróleo, que suman poco más de 700 dólares. La tonelada de cacao vale lo que pesa en oro… ¿Se imaginan que sería de nuestra economía agrícola si fuésemos grandes exportadores de cacao, como en antaño?

No obstante, es mundialmente conocido, que la calidad del cacao venezolano es superior. Nuestros chocolates artesanales son deliciosos y muy apreciados entre los paladares más exigentes, pero el volumen de producción no es suficiente para exportar significativamente ni el producto en bruto ni el chocolate. Hoy el cacao se cultiva principalmente en África, siendo los mayores productores: Costa de Marfil, Ghana, Indonesia, Nigeria, Camerún y fuera de África, sólo Brasil, Ecuador y Malasia.

Las perspectivas de crecimiento del precio del cacao no disminuyen, pues el consumo de chocolate crece sin parar, especialmente en China. De seguir creciendo la demanda de chocolate en Asia, podrían agotarse las semillas de cacao del mundo para el 2020. Para la Organización Internacional del Cacao, desde el 2014 podría haber un déficit de 150.000 toneladas del producto, el mayor en más de 50 años de comercio mundial.

Obviamente, la economía venezolana tiene un alto costo de oportunidad al no producir para el anhelante mercado mundial, el mejor cacao del mundo, a un precio que supera con creces al del petróleo…



Deja tus comentarios aquí: