El cansancio psicológico de la tristeza

La tristeza produce un cansancio cuando el estado de ánimo apático es una norma habitual. La tristeza frecuente produce un agotamiento psicológico que a su vez produce pereza física. Cuerpo y mente establecen una conexión constante. De ahí que cuando estamos tristes y nos sentimos menos animados para llevar a cabo aquellas actividades que sí realizamos de un modo positivo cuando estamos alegres, debemos hacer un esfuerzo extra para intentar reducir el impacto de la tristeza, potenciar hábitos de inteligencia emocional que favorecen el autocuidado. ¿Cómo cuidar de ti cuando te sientes cansado por la tristeza?

  1. En primer lugar, valora esos pequeños pasos que puedes dar para animarte un poco. Por ejemplo, ponerte calzado cómodo y salir a dar un paseo. Te sentirás mejor al volver a casa. Intenta utilizar con menos frecuencia el transporte y camina más en tus desplazamientos por la ciudad. Caminar y respirar aire puro es un aliciente de bienestar.
  2. El cansancio mental, que es uno de los síntomas de la tristeza, también puede producir dificultad para mantener la concentración en una actividad intelectual. Por esta razón, conviene elegir libros de temática distendida y lectura sencilla que te permitan distraerte. También puedes leer revistas de tus temáticas preferidas.
  3. Evita encerrarte en ti mismo. Si no te sientes animado para salir hoy, podrías pedirle a un amigo que vaya a visitarte. La iniciativa de atender a una visita, preparar una merienda y charlar con confianza en un entorno de intimidad en el salón de casa también puede ser un gesto de autoayuda. También podrías quedar con un amigo en una cafetería que esté próxima a tu domicilio. Cuando una persona tiene una tristeza notable, incluso los gestos más sencillos le cuestan más esfuerzo. Por esta razón, es gratificante establecer metas más sencillas.
  4. Disfruta de la música clásica y de la belleza emocional que transmite. El cine también es un vehículo de motivación muy gratificante. En aquellos días de desánimo, intenta elegir una comedia que te invite al humor y a la sonrisa.
  5. Un baño relajante es un placer antiestrés que también resulta muy terapéutico para elevar el estado de ánimo.
  6. Algunas personas cuando se sienten tristes tienden a mostrar su estado de ánimo a través de la forma de vestir eligiendo el color negro como tono protagonista en su look. Sin embargo, conviene utilizar el efecto terapéutico de la cromoterapia eligiendo un color más animado, seleccionando prendas de fondo de armario en rojo, azul o blanco que producen un efecto vitamina a nivel emocional.
  7. La rabia oculta tristeza cuando la apatía va acompañada de ira. Por ejemplo, una persona enamorada puede sentir ira tras el abandono de la pareja. Es gratificante buscar un modo creativo para canalizarla. Por ejemplo, a través de la escritura de un diario.


Deja tus comentarios aquí: