El compañero de viaje

El Ego es un vampiro de energía: cuando visita a alguien es capaz de hablarle de sí mismo durante horas sin preguntarle ni siquiera si está bien de salud…
El Ego se alaba sin cesar… El Ego se maltrata, pero en el fondo quiere que le digan que sus defectos no son tan graves o que lo admiren por su franqueza y “humildad”…
El Ego no puede conocer nada pues gira alrededor de sí mismo…proyecta su imagen en todo el mundo. Si tiene miedo, el mundo es feo.
Si está eufórico, el mundo es bello. Si tiene deseos perversos, ve pervertidos en todas partes…
El Ego goza de su propia violencia, como también goza de su insatisfacción e incultura… Como el tiempo es su enemigo porque lo acerca a la muerte, el Ego se preocupa de la edad, es decir, de sus cambios físicos. Cambios que oculta con tatuajes, adornos…
El Ego tiene buenas razones para justificar sus errores: son culpa de las circunstancias o de los otros…
Al Ego le gusta vivir junto a los que tienen poder o fama y es servil con ellos por envidia…
El Ego no sabe escuchar: supone lo que le van a decir y reacciona según sus suposiciones sin dejar hablar al otro…
COMO ATACAR AL EGO EN SU RAÍZ…
Erradicar la importancia personal, control y disciplina, impecabilidad, la habilidad para escoger el momento oportuno y el intento.

La habilidad para escoger el momento oportuno es esperar con paciencia, sin prisas y sin angustia el momento oportuno para “eliminar” a el ego…

DANIELA MIJARES
2016



Deja tus comentarios aquí: