El cuerpo del alma

“Si entiendes que estás formado por diez cuerpos, eres consciente de ellos y los mantienes equilibrados, todo el universo estará en equilibrio contigo”. Yogi Bhajan

Una de las bellezas que tiene el kundalini yoga es su filosofía yóguica y el tema de los cuerpos sutiles. Quizás seas consciente de que tienes un cuerpo físico, uno mental y uno espiritual, pero en kundalini yoga hablamos de los diez cuerpos sutiles. A partir de hoy empiezo una serie de entregas en las cuales profundizaré y entraré en cada uno de los cuerpos sutiles, siguiendo su respectivo orden.

El primero es el cuerpo del alma, su cualidad es la humildad y como para cada cuerpo hay un correspondiente maestro del linaje Sikh, su maestro es Guru Nanak. Su frase es: «El corazón sobre la cabeza», y se refiere a que las decisiones que se toman desde el corazón, son gratamente aceptadas por la cabeza que está a su vez al servicio del corazón.

Cuando el cuerpo del alma está en equilibrio se te concede el poder de la acción, ya que las inseguridades que obstruyen la acción se eliminan, se desarrolla la intuición y te permite reconocer en ti la gracia y el amor.

Según las enseñanzas de Yogi Bhajan “el cuerpo del alma te conecta con tu infinidad más interna. Es la experiencia de la corriente del espíritu dentro de ti. Cuando tu cuerpo del alma está fuerte, vives en tu corazón y no en tu cabeza. Tu creatividad fluye de forma pura y simple. Cuando perfeccionas el cuerpo del alma, vienes de un lugar de gran humildad y creatividad. Estás tan unido a tu propia infinidad que puedes relajarte en la corriente energética de Dios y utilizarla para crear belleza en tu vida. Tu alma es la expresión individual del espíritu, contiene tu energía nuclear básica, el fundamento de tu ser”.

Si este primer cuerpo está débil, vendrás de la cabeza en lugar de tu corazón. Te sentirás estancado, incapaz de acceder a tu propósito y a la corriente creativa de tu vida. Se puede equilibrar realizando meditaciones para fortalecer la creatividad, para la intuición o el amor, y realizando actos de servicio desinteresado hacia los demás. También afirmando: «Soy alegremente creativo y me siento confortablemente humilde con mi propio espíritu«.

El mantra «Adi Shakti Namo Namo» tiene el poder de equilibrar este cuerpo. Lo pueden escuchar en el siguiente enlace:

Sat Nam

Laura Cárdenas



Deja tus comentarios aquí: