El cuerpo físico

Bienvenidos a la quinta entrega de los cuerpos sutiles; esta semana le corresponde el turno al cuerpo físico. El cuerpo físico es el templo de los nueve cuerpos sutiles restantes, es nuestro vehículo que se nos dio en esta encarnación para que nos acompañe en cada una de las experiencias que van llegando.

Como es el único vehículo que siempre va con nosotros, debemos darle un trato amable, sintiéndolo, escuchándolo, amándolo y atendiéndolo conscientemente.

En nueve años como practicante de kundalini yoga y siete como profesora de esta técnica, no me había sentado a preguntarme de qué se trata el cuerpo físico, hasta que llegué al tema de este artículo. Ni siquiera en una sesión de kundalini donde la herramienta es el cuerpo me había preguntado su significado, más allá de la consciencia en las posturas, las emociones y la respiración.

Buscando en mi experiencia personal, encontré que la danza árabe (la cual practico hace cuatro años) ha sido la que me ha llevado a tener una experiencia más profunda y a la vez sutil con mi cuerpo. Hacer movimientos nuevos que nunca había hecho, como disociar (separar el movimiento) una parte del cuerpo de la otra al mover el pecho sin mover las caderas o al revés, conectarte con la música, sentirla y sobre todo habitar el momento presente cuando bailas, es una meditación activa, porque no da lugar a distracciones, porque si no automáticamente se pierde la sincronía de los pasos, como seria en el caso de una coreografía grupal. La danza me dio libertad, le dio libertad a mi cuerpo para explorar nuevas formas de ser y estar, de caminar por la vida, abrió nuevos horizontes que antes no conocía. Cada paso ha movido la energía creativa de una forma sutil por todo mi cuerpo y mi mente. Porque el movimiento impulsa la vida.

Ahora todo tiene ritmo y así como el cuerpo va soltando y los pasos van siendo más fluidos, la vida también va siendo más fluida, más expresiva y menos limitante. Es un movimiento que acompaña al cuerpo a toda hora, sin importar que no estés en clase o en ensayo en ese momento, porque se van incorporando las formas de hacer danza en el día a día. Por eso cada día trae su forma de danza que le corresponda o que necesite para decidir y continuar. El cuerpo físico es una compañía vital a través del cual puedes experimentar más ampliamente la vida, que pide ser habitado en el presente, siendo la única forma de escucharlo atenderlo, amarlo y sentirlo en libertad como instrumento de tu paz.

Feliz 2016 para todos, que se realicen todos los propósitos de sus corazones.

Sat nam,

Laura Cárdenas



Deja tus comentarios aquí: