El cuerpo radiante

Todo o nada es la frase que define este cuerpo sutil, representa el coraje, el valor para seguir en la vida dando el cien por cien. Es el uno extra, porque es uno (tu cuerpo del alma) más su resplandor. Una persona con un cuerpo radiante sólido se encargará de dirigir, es un guía, un guerrero el cual actúa para tener la experiencia y la motivación para ejecutar y llevar una vida con plenitud espiritual.

Se han de comprometer al 100 %, de lo contrario si se encuentran con un pie aquí y otro allá, se encontrarán inseguras y por lo tanto insatisfechas de sí mismas. Escaparás de la atención de los demás porque te asustará la energía y la responsabilidad que conlleva el reconocimiento de tu nobleza interior.

Una de las claves para equilibrar este cuerpo es no cortándose el cabello.

Son personas que probablemente en vidas pasadas fueron guerreros, promotores, ejecutivos que participaban y mantenían una gran proyección de liderazgo.

Los que tienen contacto con estas personas las ven como verdaderas luchadoras y confían con la seguridad de que no les fallarán.



Deja tus comentarios aquí: