El diccionario de Diarios de Rehab

Aceptar y modificar: Es una máxima de comunidad terapéutica en el sentido de que el adicto acepta sus fallas y las modifica. De hecho, en el momento en que a un paciente le es señalada una falla, este debe responder simplemente: “acepto y modifico”.

Actitud callejera: Consiste en tener dentro de la comunidad terapéutica actitudes y modismos propios de la vivencia de la calle durante el consumo, así como de la vida ligada a este. Sentarse en el suelo y gesticular del modo en que lo hacen las personas vinculadas al hampa o la adicción entra en esta categoría.

Actitud facilista: Es el acto de hacer algo para evitar realizar una tarea correctamente y en su totalidad. La razón de esto es la holgazanería y comodidad característica del adicto, lo cual redundaría en que este en su vida futura luego del egreso no lleve a cabo sus responsabilidades a cabalidad.

Ajustar: Consiste en poner en orden algo, así como un determinado espacio o área de la comunidad terapéutica. Por ejemplo, luego de las comidas, tanto el comedor como la cocina deben ser “ajustados”.

Ajuste de área: Consiste en limpiar y arreglar una determinada área de la casa del rehab.

Ajuste intensivo: Es una limpieza a fondo que se realiza en toda la casa del rehab y también de las habitaciones de los usuarios en particular. Estas se llevan a cabo generalmente una vez por semana.

Ambulatorio: Es una modalidad de tratamiento en la que el usuario asiste durante el día a terapias en horas puntuales, pero pasa el resto del tiempo junto a su familia en su propia casa.

Áreas: Así se denomina a los diversos sectores de la casa, como el comedor, la cocina, la sala de tv, los patios etc. Las mismas son asignadas a los diversos usuarios para su limpieza.

Asumir: Consiste en aceptar la responsabilidad por una determinada falla o situación. De esta forma el usuario aprende a responsabilizarse por sus acciones y sus consecuencias.

Autoevaluación: Es un compendio que se realiza semanalmente con todas las cosas ejecutadas durante dicho período; tanto los trabajos hechos en terapias, así como la visión que el usuario tiene sobre su mundo interior y sus acciones.

Bendecir: Es una pequeña oración que se realiza antes de cada comida de modo de convocar a la divinidad —sea cual sea la percepción que el usuario tenga de esta. Recordemos que hay absoluta diversidad en el rehab, tanto en lo referido a las creencias como en la orientación.

Biodanza: Es una terapia basada en esta práctica psicológica en la cual el usuario trabaja su mundo emocional y su vinculación con la vivencia mediante su cuerpo mientras este fluye con la música colocada por el terapeuta.

Bregar: Es una jerga de comunidad terapéutica que expresa que el usuario debe lidiar con las diversas situaciones difíciles, tanto emocionales como del mundo operativo cotidiano, de forma de fortalecerse para el mundo real.

Búsqueda de reconocimiento: Es un recurso que utiliza el adicto para evitar enfocarse en su problemática mediante la búsqueda de la aceptación del otro.

Codependencia: Es la dependencia de un allegado al propio adicto, cosa que es usual en la dinámica de la enfermedad.

Comentario inadecuado: Consiste en expresar algo que está fuera de lugar en un contexto de comunidad terapéutica, como referirse peyorativamente a otro usuario, hacer mención de situaciones de la vida del consumo, etc.

Comer dentro de la cocina: En el contexto del rehab está prohibido comer dentro de la cocina de forma que el usuario ejercite sus límites, así como para llevar una contabilidad rigurosa de los alimentos y evitar que se drene ansiedad mediante el comer.

Como si: Consiste en hacer todo aparentemente bien y apegado a la norma, pero albergar una agenda oculta en el sentido de que no hay una renuncia a la droga y su consumo. Los usuarios que hacen un “como si” y no son genuinos en su tratamiento irremediablemente terminan en aparatosas recaídas.

Comunidad terapéutica: Es un modelo de tratamiento utilizado para la adicción. Fue originado en los Estados Unidos y tiene alrededor de cuarenta años.

Comunitario: Relativo a la comunidad terapéutica.

Conducta agresiva: Son usuarios que mediante palabras o de forma física agreden a otros usuarios o a miembros del equipo clínico. Incurrir en esto es una ruptura de una de las normas cardinales del rehab y acarrea la expulsión del paciente.

Confrontar: La acción de confrontar consiste en plantear fallas o problemáticas al usuario de forma que este tome conciencia de las mismas y las modifique.

Contacto físico: En el contexto de una comunidad terapéutica está prohibido tener algún tipo de contacto físico entre usuarios. Esto tiene como finalidad prevenir posibles vinculaciones inadecuadas entre pacientes, así como ejercitar los límites.

Corte de señalamientos: Es una actividad que se lleva a cabo una vez a la semana en la que los diversos usuarios van contabilizando con el operador encargado de ello todas las fallas que observaron y señalaron a otros pacientes. En dicha actividad el usuario señalado tiene la posibilidad de defenderse y rebatir el señalamiento cuando el mismo no es objetivo o no responde a una falla real.

Cuarentena: Es una persona, lugar o cosa con la cual el usuario no puede tener ningún tipo de contacto. De hecho, un usuario no puede permanecer en una misma área con una cuarentena a menos que esté alguien del equipo clínico presente. Asimismo, en el espacio de la terapia de grupo las personas que tienen cuarentena deben evitar el contacto visual. Esto tiene como finalidad proteger y preparar al usuario para el contexto del mundo real donde una cuarentena serían adictos activos, así como dealers o espacios donde se efectúa el consumo; igualmente son cuarentena los contenidos multimedia vinculados explícitamente a la droga.

Delegar: Es dejar la responsabilidad de una determinada tarea a otro usuario ante la imposibilidad de poder hacerla por una causa justificada. Asimismo, se llama delegar a la acción de donar algún tipo de alimento propio a otro usuario en el espacio de la comida. Dicha acción debe ser autorizada por alguien del equipo clínico.

Desajuste: Un desajuste es un área o un objeto de la casa que no está perfectamente ordenado ni en su justo lugar. Asimismo, es cuando algo no está perfectamente limpio.

Descocote: Es un estado de desorden o de intranquilidad generalizada por parte de los usuarios.

Devoluciones: Son las indicaciones que el equipo clínico da cada semana a los diversos usuarios; las mismas son tanto individuales como al grupo en general.

Diarios: Es un cuaderno donde cada noche, al final de la jornada, los usuarios escriben un diario vivir de su mundo emocional y operativo.

Diminutivo: En el contexto del rehab está prohibido decir palabras en la forma de diminutivo. Esto tiene como finalidad el ejercicio de los límites, así como hacer que el usuario no minimice su problemática adictiva.

Dormir a deshoras: En el rehab los tiempos de sueño están regulados, de modo que estos están circunscritos a la noche desde las diez de la noche hasta las seis y media de la mañana durante la semana y desde las doce de la medianoche hasta las ocho de la mañana los fines de semana. Adicionalmente, se permite luego del almuerzo una hora para recostarse.

Equipo: Son los diversos grupos conformados por usuarios para mantener el orden y funcionamiento de la casa de rehab. En este caso hay tres equipos: de cocina, de mantenimiento y de comunicaciones.

Equipo clínico: También es llamado equipo terapéutico y está constituido por los psicólogos y operadores de la comunidad terapéutica.

Estar dos personas del sexo opuesto en algún área de la casa: Esto está expresamente prohibido para evitar situaciones de vínculo especial entre usuarios de distinto género.

Estar solo en cualquier área de la casa: Siempre se debe estar en grupo de manera de mantener la cohesión, así como evitar que el usuario incurra en prácticas inadecuadas sin el control del grupo.

Feedback: Es un tipo de indicación u observación que da el equipo clínico de acuerdo a la vivencia del usuario en un momento determinado de forma que tome conciencia sobre algún aspecto en particular de sí.

Funciones: Son las responsabilidades diversas que tienen los distintos usuarios para el funcionamiento correcto de la casa del rehab. Estas incluso pueden cambiar de acuerdo al día y a la semana, de forma que en un día determinado un usuario puede tener indicado preparar los alimentos y durante una semana en particular la limpieza de un área específica de la casa.

Gestalt: Es una terapia que se lleva a cabo una vez a la semana y que de acuerdo a la técnica Gestalt procura que el usuario cierre ciclos, así como que se ponga en el lugar de personas con  las que ha tenido algún tipo de vinculación en contextos familiares y laborales, por ejemplo.

Grave: Dícese de adictos cuya enfermedad adictiva es sumamente intensa y requiere abordaje profundo; es, por ejemplo, el caso de los adictos que requieren tratamiento interno en lugar de ambulatorio.

Grupo de convivencia: Es una sesión grupal que se realiza con la moderación de psicólogos en la cual los usuarios resuelven situaciones de malestar entre sí, así como se refieren a aspectos de convivencia diaria en general.

Hablar de piso a piso: Se refiere a la prohibición de hablar de una planta a otra de la casa del rehab, lo cual redunda en actitudes facilistas, así como en la perturbación de la tranquilidad.

Hablar de terceros: Está prohibido en el rehab hablar de usuarios sin que estos estén presentes. Esto tiene como finalidad evitar que se rompa la cohesión del grupo por los chismes y las intrigas.

Hablar en otro idioma: Está expresamente prohibido hablar en un idioma distinto al español de modo de evitar conversaciones inadecuadas sin conocimiento del equipo clínico, así como hablar de usuarios sin que estos tengan noción de ello.

Hablar por el piso: Esto significa la expresión verbal de problemáticas o malestares en áreas de la casa de rehab que no son las adecuadas para ello. Ese tipo de tópicos deben ser planteados en espacios de terapia individual y de grupo solamente, así como con los miembros el equipo clínico.

Hermano mayor: Es un usuario que lleva tiempo en el tratamiento y cumple una labor de inducción a algún nuevo usuario. Igualmente se considera que el usuario con mayor antigüedad en el rehab es el hermano mayor de la casa.

Incumplimiento de funciones: Consiste en eludir las responsabilidades asignadas al usuario para el funcionamiento de la casa. Estas tienen que ver con los equipos del cual el paciente forma parte, así como con la preparación de la comida y el ajuste de las áreas durante las mañanas.

Jerga: Es el tipo de expresiones verbales propios de la vivencia de la calle y del malandraje, así como del consumo y la compra de sustancias, entre otros. En este último caso, por ejemplo, se dice en jerga “controlar” en lugar de comprar drogas.

Justificar: Es decir cosas para evitar asumir la responsabilidad por un hecho o por una falla determinada. Se dice que el paciente debe aprender a asumir sus acciones y fallas y debe evitar justificarse.

Limpieza: Es un recuento de las fallas propias o de los demás. Cuando se hacen limpiezas grupales los usuarios deben poner todas las fallas por escrito sin comunicarse entre sí, so pena de que quien no exprese algo que otro ponga en evidencia puede recibir una sanción mucho peor.

Llamado a grupo: Son las tres llamadas que se hacen para terapia de grupo espaciadas entre sí por un lapso de veinte segundos. Si un usuario no llega al cabo de las mismas recibe un señalamiento por ello.

Llamado a comedor: Son las tres llamadas que se hacen para la hora de comida espaciadas entre sí por un lapso de veinte segundos. Si un usuario no llega al cabo de las mismas recibe un señalamiento por ello.

Manejo operativo: Son las normas básicas para el funcionamiento y la vivencia diaria de la casa del rehab.

Manipular: Consiste en sostener un discurso para eludir cumplir una determinada medida o para obtener algo falseando de algún modo los hechos o evitando decir información que ya se ha dado.

Medida del espejo: Es una indicación que se da al usuario y que implica que debe cargar consigo un espejo permanentemente y mirarse en este de modo continuo de forma de volcar su mirada hacia su mundo interior.

Medida satélite: Es una indicación que se pone a los usuarios que se encuentran apáticos respecto al tratamiento. Estos deben permanecer fuera del círculo de la terapia de grupo y no pueden participar en ninguna de las incidencias de esta. Con dicha medida se pretende que el paciente decida si quiere o no permanecer en el grupo.

Medidas: Son indicaciones que da el equipo clínico. Las mismas tienen como función ayudar terapéuticamente al usuario.

Medir los controles: Es cuando a un usuario se le somete a mucha presión de forma de ver qué tanto se contiene y maneja sus emociones.

Mencionar sustancias: Está expresamente prohibido dentro del rehab mencionar a las sustancias por su nombre, como por ejemplo marihuana, cocaína o alcohol. Solo se puede referir a las mismas bajo el emblema de “sustancias”

Metas: Son objetivos que se plantea un usuario en lo operativo o en lo emocional en un plazo de tiempo determinado.

Minuta: Es el menú que se debe cumplir en la preparación de los alimentos y que es previsto por la directora del rehab.

Movilización: Son los cambios emocionales que se dan en el usuario cuando piensa en sustancias o situaciones de consumo.

NA: Son las siglas de Narcóticos Anónimos, en este caso se refiere al panel semanal de esta agrupación que se da dentro del rehab.

Negación: Es cuando un usuario no quiere ver una problemática o una conducta determinada.

Norma cardinal: Son normas clave en el rehab. La ruptura de las mismas amerita la expulsión inmediata del usuario. Las tres normas cardinales en la comunidad terapéutica son: no agresión física, no sexualizar y no consumir sustancias en el tratamiento.

Operador. Son usualmente adictos rehabilitados que asisten a los usuarios en aspectos operativos y están pendientes de que se mantenga el hilo terapéutico.

Orden de comedor: Es el grupo de usuarios que en un día determinado tiene la función de preparar las comidas.

Pasar oculto: Es hacer un tratamiento sin expresar aspectos del mundo interior o aquello que realmente se piensa. Ello redunda en aparatosas recaídas. Es similar al “como si”.

Paso no autorizado: Consiste en pasar a un área que está siendo limpiada por un usuario durante las mañanas sin pedirle permiso a este. Esto, aparte de ser un punto de cortesía, permite que los pacientes ejerciten los límites, así como el pensar antes de actuar.

Pegarse del techo: Es molestarse profundamente por alguna situación determinada.

Permisos: Son aquellas peticiones que se hacen al equipo clínico por escrito para que una u otra cosa sea autorizada. En rehab todo debe pasar por el filtro del equipo terapéutico.

Plan de intervención: Es el requisito para pasar a la tercera fase del tratamiento. En dicho trabajo por escrito el usuario coloca todas las problemáticas que ha identificado en su persona para ser trabajadas sistemáticamente en la tercera fase.

Plan motivacional: Es el compendio de puntos que se van sumando por la realización de las diversas actividades operativas, así como por la asistencia y el trabajo en las terapias de grupo. Los puntos negativos producto de las fallas se descuentan de estos.

Prevención de recaída: Es una terapia de grupo donde el usuario aprende a identificar sus rituales particulares de consumo de forma de prevenirlos en el futuro y así evitar una recaída.

Privilegios: Son las chucherías a las cuales tienen acceso los usuarios durante las noches del viernes, así como durante los sábados y domingos, si no les han sido suspendidos.

Proyección: Consiste en los desplazamientos emocionales que se producen en el adicto interiormente cuando este piensa en consumo o sustancias.

Proyecto de vida: Es el requisito para pasar a la cuarta fase. En este, el usuario pone por escrito las metas de vida a corto, mediano y largo plazo. Para ello el paciente debe ayudarse con la matriz FODA (fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas)

Prueba de fuego: Es una medida que se indica a los usuarios que no quieren cambiar dentro del tratamiento. La misma consiste en expulsarlos por un tiempo de la comunidad terapéutica para que resuelvan qué quieren hacer con su vida.

Rebotar: Consiste en no aceptar un señalamiento por una falla y reaccionar rebatiéndolo. El deber ser es que el usuario diga ante un señalamiento: “acepto y modifico”.

Recorrido de vida: Es el requisito para pasar a la segunda fase del tratamiento en la cual el usuario pone por escrito el recuento de lo que él recuerda de su vida, tanto positivo como negativo.

Recrearse: Es hablar o pensar en drogas y situaciones de la vida en consumo.

Reflexión: Es un texto que el usuario realiza en torno a algún aspecto emocional o alguna situación.

Regar malestar: Consiste en hablar de aspectos que le incomoden  al usuario respecto del rehab en espacios que no son los indicados, es decir, fuera de las terapias o con miembros del equipo clínico.

Reinserción social: Es lo que se pretende en la cuarta fase del tratamiento, cuando el usuario retoma su vida social y laboral.

Reserva: Es cuando un paciente alberga la posibilidad de consumir en el futuro algún tipo de sustancia o vincularse con personas o cosas que puedan poner en riesgo su sobriedad.

Sacar material de las terapias de grupo: Está prohibido comentar luego de las terapias de grupo aspectos de lo que se trabajó en ellas de forma de preservar la intimidad de los usuarios.

Salida terapéutica: Cuando un usuario, por una razón u otra, lleva tiempo sin salir de la casa del rehab, el equipo clínico le indica este tipo de salida, usualmente acompañado por un operador, a fin de que se recree y drene un poco ansiedad.

Saltar el muro: Literalmente es irse del rehab sin seguir el protocolo de avisar al equipo clínico y pedir el documento de identidad.

Seguimiento: Es la fase que viene luego del egreso del tratamiento interno. El mismo dura cuatro años. Durante los dos primeros años del mismo se debe asistir a una sesión semanal de terapia. En el tercer año a una cada dos semanas y en el último año a una mensual.

Señalamiento: Es una observación que se hace verbalmente y luego por escrito de alguna falla a un usuario. El paciente señalado debe, asimismo, firmar el señalamiento.

Sexualizar: Consiste en tener prácticas sexuales con otro usuario en la comunidad terapéutica.

Sobreidentificación: Es un vínculo especial y más profundo que se forma entre usuarios. Los mismos están contraindicados y deben ser trabajados en espacios de terapias. En muchos casos se colocan cuarentenas por ello.

Soez: Son palabras groseras que están prohibidas en rehab.

Sudar gravedad: Es una expresión que significa que un usuario está diciendo o actuando algo que pone en evidencia lo grave de su propia adicción.

Terapia de familia: Son las terapias que se realizan una vez a la semana con los familiares de los adictos de modo de ilustrar sobre la enfermedad y trabajar aspectos como la codependencia.

Terapia individual: Son las terapias que se realizan semanalmente con la presencia únicamente del adicto y su psicólogo.

Tiempo fuera: Consiste en no poner atención ni reaccionar por alguna conducta en particular de un usuario.

Tocar a las mascotas dentro de la casa: Este aspecto está prohibido y el mismo tiene como objetivo el ejercicio de los límites y de pensar antes de actuar.

Tolerancia a la frustración: Es la capacidad para afrontar aspectos inconvenientes propios del devenir, dado que no se puede obtener todo lo que se quisiera.

Trabajar en terapia: Consiste en pedir un espacio en una terapia, tanto individual como de grupo, para el abordaje de alguna problemática en particular y su posterior solución.

Ventana: Es albergar la posibilidad de consumir o llevar adelante una acción que pueda poner en peligro la sobriedad.

Yo adicto: Es una entelequia mediante la cual se ejemplifica, para mejor entendimiento del paciente, aquellas conductas y pensamientos propios de la mente de la persona con la enfermedad adictiva.



Deja tus comentarios aquí: