El efecto caracol

Todos queremos buenos resultados en nuestras vidas, en nuestro hogar, en el trabajo, en relación con otras personas, etc.
Y el factor más importante para garantizar buenos resultados en nuestras vidas es una saludable ¨ACTITUD¨.
Actitudes la suma de Acciones Sentimientos Estados de Ánimo, que determinarán las acciones, sentimientos y estados de ánimo de las demás personas.
Nuestra actitud le dice al mundo ¨lo que esperamos de regreso¨. Si es una actitud cordial, de expectativa, inexactitud dice a todo aquel que entra en contacto con nosotros, que esperamos lo mejor.
Nuestra actitud es algo que podemos controlar. Podemos establecerla cada mañana, cuando empezamos el día. Lo hacemos seamos conscientes o no.
Y las demás personas nos reflejarán de regreso, la actitud que nosotros les presentemos a ellos. Es entonces nuestra actitud hacia la vida, que determinará la actitud de la vida hacia nosotros.
Todo lo que digamos o hagamos causará un efecto correspondiente. Si somos felices y agradecidos de experimentar este milagro que es la vida, los demás reflejarán ese estado de felicidad hacia nosotros.
Los demás disfrutarán al estar a nuestro lado. Somos responsables de nuestras vidas. Producimos causas todo el día todos los días de nuestras vidas. En el instante en que una persona cambia, su alrededor también cambia.
Si el estímulo es bueno, ellos lo reflejan. Si es malo, ellos lo reflejaran también. Por eso es tan importante para nosotros controlar ¨NUESTRAS ACTITUDES¨ y hacer que sean excelentes.
Una buena Actitud con respecto a la vida tiene ingredientes fundamentales. Gratitud por vivir en este maravilloso Planeta Tierra. Todas las mañanas. Y segundo, esperar lo mejor, esperar cumplir los objetivos que uno se propone.
Entiende que el mundo te devolverá lo que tú le envíes al mundo en forma de actitud. entonces está en tus manos. Es tu responsabilidad. Aplica una actitud buena espera en acción… ese reflejo de regreso. Debemos empezar.
Por eso es que la suerte no existe. Suerte es cuando los preparativos se cruzan con oportunidad. Y la oportunidad está aquí todo el tiempo.
La actitud es el elemento que diferencia a las personas. Si dos personas van a buscar trabajo, el responsable de la selección se decantará por uno u otro en función de la actitud.
Los conocimientos y las habilidades son muy importantes, pero la actitud es determinante.

ANEXO FOTO
http://www.serenidad-una-de-las-llaves-de-luz.html ‎

DANIELA MIJARES



Deja tus comentarios aquí: