El éxito de un emprendedor se basa en su perseverancia

Muchos venezolanos han perdido la esperanza en el futuro y tienen razones para ello.

Cada vez hay menos trabajos formales y su nivel de vida se ve afectado por una de las inflaciones más altas del mundo. Caracas es la sexta ciudad más peligrosa del mundo según estudios realizados en México.

De acuerdo a los estudios del Iesa, el porcentaje de empresas que fracasan en el país ha incrementado de 66% en el 2009 a 90% en el 2011. Muchos venezolanos están paralizados y resignados, esperando el fracaso.

Otros países han pasado por problemas iguales o peores que los que estamos pasando en Venezuela. Europa se reconstruyó después de la época de la postguerra. Nunca olvidaré a uno de mis ex jefes daneses cuando me contaba que pasaba hambre en su época de adolescente y hace 10 años era el director de Mercadeo y Ventas de una importante multinacional en toda Europa. Brasil es la sexta economía del mundo después de superar un período de hiperinflación acumulada de 8.600% en los años 1988-1993.

Colombia superó la época de las guerrillas y la inversión extranjera en este país aumentó 290% a $27 millardos en el período 2007-2009 versus el período 2002-2004.

Así como muchos venezolanos están hundidos en el paradigma del fracaso, otros venezolanos, creen en el futuro y no pierden la esperanza.

No pueden cambiar el entorno pero sí su reacción ante la adversidad. Ellos están alerta a las oportunidades y han desarrollado una estrategia de vida que los ha hecho exitosos en sus emprendimientos, sus empresas y sus vidas.

emprendimiento-perseveranciaEjemplos de esas estrategias las han desarrollado todo tipo de emprendedores de todos los niveles socioeconómicos y educativos, quienes con trabajo duro y esperanza han encontrado sus fortalezas para crear un futuro mejor para ellos y su familia.

Para validar esta afirmación voy a nombrar algunos ejemplos y modelos de negocios de empresas que han navegado con éxito las turbulentas aguas del entorno venezolano.

Existen nuevos emprendedores que basan sus éxitos en planes de negocios profesionales y herramientas gerenciales probadamente acertadas. Ellos con mucho orgullo compiten en el Lanzamiento Empresarial Iesa o en el Concurso Ideas, o en la selección de Venezuela Competitiva.

El éxito de las franquicias ha sido un boom en Venezuela. Según Alfonzo Riera, director de ProFranquicia, las empresas franquiciantes han aumentado de 260 en el 2008 a 450 en el 2012. Muchas franquicias venezolanas son exitosas en el extranjero. Locatel es la única franquicia Latinoamérica en Rusia.

Comunidades que hacen vida en Venezuela, como las de origen portugués, árabe y chino, llegaron a este país sin recursos económicos y por necesidad con trabajo duro, ayuda mutua y mucho sacrificio han emprendido prósperas panaderías, bazares, restaurantes, abastos y tiendas de electrodomésticos que les han permitido levantar a sus familias.

Yo los admiro mucho porque muchos de ellos no tienen altos niveles educativos y a veces ni siquiera dominan el idioma. Qué difícil es triunfar en otra cultura con un idioma que no dominan, pero ellos lo han hecho.

Las grandes multinacionales, que han apostado a Venezuela son exitosas y generan mayores utilidades que en muchos países. Ellas utilizan los mismos modelos de negocios que han sido implementados con éxito por sus contrapartes en otras partes del mundo: desde economías «estables» como la norteamericana o las europeas, hasta economías tan inhóspitas y difíciles como las de Rwanda en Suráfrica, Colombia en la época de las guerrillas, Indonesia y Brasil en la época de hiperinflación.

Empresas grandes como Central Madeirense, Farmatodo, Canteras y Mármoles y muchas otras han crecido rentablemente en mercados en donde muchas otras fracasan. Ellos se han rodeado de gerentes capacitados y profesionales que entienden el entorno, los competidores y las necesidades de los clientes.

La salida de muchos ejecutivos de Pdvsa representó el trampolín para emprender negocios prósperos que de otra forma muchos nunca hubieran intentado. Milton Dávila, fundador de Dr. Cartucho®, es uno de los mejores ejemplos de ellos.

Aunque todas estas empresas exitosas tienen algo en común, que es escuchar a sus clientes y entender sus necesidades, para desarrollar una oferta única basada en los requerimientos de los mismos hay factores aún más importantes que han sido la clave de su éxito. Ellos son: ser perseverantes, ser disciplinados y nunca perder la esperanza.



Deja tus comentarios aquí: