El juego del buen ánimo

 

Siempre existen personas en su entorno que por alguna u otra razón toman ciertas acciones que hacen que ustedes se sientan mal.

Debido a esto, ¿qué es mejor? ¿Hacer caso omiso y seguir adelante o dejar que las malas actitudes de los demás nos dañen, con decepciones, mentiras, crueldad o indiferencia? Esta pregunta se la han hecho muchas personas. A veces me cuentan que están en medio de dos sentimientos;  esperanzas y resignación, pero retomo mi pregunta, ¿qué es mejor?

Entonces, ¡juguemos! Esto consiste en que ustedes mantengan dignidad y fortaleza y así lograrán ganar un mejor ánimo que nos ayuda, nos cambia, aprendemos y le mostramos a las personas que están en nuestro alrededor que somos felices, a pesar de que existan factores que no nos hagan sentir bien.

Así pues, como dice Dios: “todos los días es un día nuevo”, entonces hagamos todos los días un cambio para nuestras vidas, llenarlas de bienestar, amor, felicidad y éxitos, pero siempre sin dejar de tener presente este juego de ser dignos,  fuertes y no permitir que las acciones de la gente nos derrumben. ¡Muestra una sonrisa! Que el enemigo odia eso.



Deja tus comentarios aquí: