El miedo

Todos hemos sentido miedo en algún momento, sentimiento que puede ser beneficioso cuando se utiliza para prevenir, sin embargo en el momento que llega a paralizarnos ya es un peligro, porque nos ata a situaciones, eventos imaginarios en nuestra mente que no han sucedido y que tal vez no ocurran, nos limita, nos impide dar ese paso que requerimos en la vida. ¿Cuántas personas no han logrado sus metas por miedo? otros les da miedo amar porque creen que le irá mal por experiencias pasadas y así hay múltiples ejemplos. Sin embargo es importante resaltar que vivir desde el miedo no hace otra cosa que atraer lo malo, porque atraemos lo que pensamos.

 La invitación es que no le tengas miedo a la vida, estas acá para ser pleno, confía en ti y en Dios, toma previsiones pero no te paralices. Cuando sientas miedo pregúntate: ¿por qué siento temor? ¿Qué es lo peor que podría pasar? ¿está basado en hechos reales o en suposiciones de mi mente? a mi particularmente me gusta desde niña este versículo de la biblia 2 Tim. 1:7 «porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio»

 Vamos a vivir desde el amor, y eso implica confianza, llénate de entusiasmo por la vida, por lo que quieres lograr, ora, pídele a Dios con toda la humildad de tu corazón que despierte en ti esa fortaleza interna, esa valentía para hacer lo que te corresponda, para enfrentar los retos y recuerda «Si Dios está conmigo, quien contra mí».

EYFM

 



Deja tus comentarios aquí: