El milagro de las Rosas

El milagro de las Rosas

Les contaré una historia sublime: la historia del milagro de las rosas. 

Con el manto de Cristo y el de la Virgen cubriéndome, para ayudarme a aliviar un dolor en el corazón, provocando por una herida tan profunda que lo partió en pedazos, desnudo mi alma, para contarles con pasión y sin miedo, un milagro de que me regaló la Virgen María. 

Todos los sábados como de costumbre solía visitar a la virgencita de Guadalupe y sus jardines de rosas multicolores que la rodean y perfuman el aire, para que puedas respirar sus aromas y te ayude a purificar la oscuridad. Ese lugar tan especial queda en la iglesia de: «Nuestra Señora de Guadalupe», en el Doral, la ciudad donde vivo. Pero en el mes de diciembre mi alma me llevó a los rosales de la Virgen casi todos los días del mes.  

El 31 de diciembre de 2021, poco antes del anochecer llegué al jardín sintiendo una nostalgia y una tristeza en mi corazón. No había nadie. Mi hija Sophie Elena y yo éramos las únicas personas. No me sorprendió, pues todo el mundo comenzaba la celebración para recibir el Año Nuevo 2022. 

Había estado el día anterior y el día antes del día anterior y casi todos los días desde que comenzó diciembre. Conocía muy bien los rosales y cada una de sus espinas. Había muy pocas rosas, solo algunas rosadas y algunas blancas. Ni siquiera había capullos abierto o a punto de florecer durante esos tres últimos días que estuve allí. 

Recorrí todos los rosales, con lágrimas en los ojos, en silencio, junto a mi hija, que es una niña discapacitada. Sophie estaba feliz, también porque es uno de sus lugares favoritos. Ella siempre canta, acariciando las rosas mientras observa a la Virgen. Ver a mi hija hacer algo tan hermoso para mí ya es un milagro. 

En ese lugar sembré mi amor y mi dolor de madre, mi pasión, mi verdad, mi fe, mi esperanza, mi compasión, mi valentía y también todo mi sufrimiento. 

Cuando me despedí de la Virgen le dije: «Virgencita de mi corazón, cómo me hubiese gustado ver rosas rojas, para despedir el año”.

Partí sintiendo un profundo agradecimiento por haber llenado de paz mi corazón en un momento de oscuridad. 

A la mañana siguiente, el 1ro de enero de 2022, a las 8:30 a.m., mi alma me llevó de nuevo al jardín de la virgencita.  Regresaré, para darle las gracias por el comienzo de un nuevo año. Al igual que el día anterior, mi hija y yo éramos las únicas personas. 

El jardín estaba lleno de rosas rojas y multicolores. De la noche a la mañana habían florecido todas esas rosas. «Es un milagro», dije con el corazón palpitando de felicidad. Fui a buscar al cura para contarle. Aunque fue difícil caminar y respirar. Me sentía en otra dimensión. 

Lo primero que le pregunté al padre Pedro, cuando lo vi fue si alguien había ido a sembrar rosas nuevas durante la noche del 31 de diciembre. Me contestó con ternura:  «Imposible, hija. Aquí nadie ha venido a sembrar». Suspiró y con los ojos iluminados, me dijo: «es un milagro. hija, te creo. Un hermoso milagro. Ya les contaré a todos los padres y visitaremos el jardín para ver el hermoso milagro de las rosas». 

No dude un segundo de que había sido un milagro, al ver los rosales florecidos de la noche a la mañana. 

Gracias, virgencita de mi corazón, por haberme regalado el más preciado regalo: el milagro de las rosas, el nuevo jardín florecido multicolor, para una nueva era. 

CON PASIÓN Y SIN MIEDO:

  • Eres tú, Virgen de Guadalupe, la que con rosas multicolores me mostró el milagro. 
  • Eres tú, con tu brillo, la que ilumina mi oscuridad. 
  • Eres tú, con tus manos, la que me levanta cuando caigo. 
  • Eres tú, la que me muestra el camino.
  • Eres tú, mi hogar, mi esperanza y mi ejemplo.
  • Eres tú, la que me acompaña durante el camino a mis sueños. 
  • Eres tú, la que me recuerda todos los días que la alquimia existe.
  • Eres tú, el amor más puro e inexplicable. 
  • Eres tú, el polvo de estrellas que cae sobre mí cuando me siento derrotada. 
  • En mi corazón vive un milagro eterno. 
  • Eres tú, solo tú, Madre nuestra. 

Foto de peakpx



Deja tus comentarios aquí: