El otro es mi espejo

¿Atraes a personas que se parecen a ti? ¿por ejemplo tu pareja se parece a tu papá o mamá? ¿dejaste una relación porque no soportabas más los comportamientos de esa persona, para conseguirlos de nuevo en la siguiente?

Esto no tiene que ver, en lo absoluto con las «casualidades», palabra que para mí, debería desaparecer del diccionario, ya que estas no existen.

Desde hace algún tiempo estoy haciendo investigaciones sobre un tema muy interesante, «Los Espejos», no se trata de una reconversión profesional a la decoración, me estoy refiriendo en este caso a los reflejos de mí que veo en los otros.

Me explico con más detalles, según Deepak Chopra, «Todos somos extensiones del campo universal de energía, distintos puntos de vista de una única entidad. Esto implica ver todas las cosas del mundo, a todas las personas del mundo, y darnos cuenta de que estamos mirando otra versión de nosotros mismos. Tú y yo somos lo mismo. Todo es lo mismo. Todos somos espejos de los demás y debemos aprender a vernos en el reflejo de las demás personas. A esto se llama espejo de las relaciones. A través del espejo de una relación, descubro mi yo no circunscrito. Por esta razón, el desarrollo de las relaciones es la actividad más importante de mi vida. Todo lo que veo a mi alrededor es una expresión de mí mismo».

el-otro-espejo

Dicho en términos más sencillos, todo lo que captamos en el otro, de positivo o negativo es nuestro reflejo.

Les doy un ejemplo, mi primer hijo, Mateo, va a cumplir 13 años (socorro un adolescente en casa) quienes tengan hijos de esta edad saben de lo que hablo. Yo adoro a Mateo, pero es cierto, que con frecuencia, vivo con él la experiencia de mis límites, es un verdadero test ambulante, ¡jejejeje! y me doy cuenta que las cosas que más me hacen reaccionar de Mateo, las tengo también.

Es quizás un espejo exagerado, a causa de su edad, pero me recuerda varios trabajos pendientes en mí.

A veces me sorprende ver como nos parecemos, Mateo me envía mi reflejo casi de inmediato, cuando hago alguna acción desajustada, en las horas o días siguientes, él lo hace también, aunque no esté al tanto, esto es realmente inquietante.

En mis terapias recibo con frecuencia personas que se quejan de su pareja, hijos, padres, jefes, amigos.

el-otro-espejo2

Como soy una adepta de la responsabilidad individual, cuando utilizamos el método de los espejos, se dan cuenta que ellos mismos tienen el comportamiento que no soportan en el otro.

Los otros no son sino «espejos» de ti mismo, o mejor dicho, de partes de ti que te niegas a ver, y tu alma que tiene como finalidad la evolución continua, puede atraerte, una, dos, tres, cuatro… personas, en ocasiones, verdaderas caricaturas de ti mismo, para que finalmente decidas trabajar ese aspecto poco luminoso.

Para las personas que están en una evolución consciente, «los otros» son excelentes indices o pistas de trabajo, ya que todo lo que te molesta, lo que quieres cambiar en los otros, son aspectos tuyos que quieres cambiar y que te molestan, salvo que quizás aun no estás consciente.

Continuará…



Deja tus comentarios aquí: