El pensamiento rebelde

Para todos esos padres preocupados y con expectativas os recomiendo sanar su niño interior, incluso a su adolescente y si por qué no? A su ahora adulto. Todo con la intención de mejorar la relación con ustedes mismos, con sus hijos, parejas, en fin, cualquier relación tendrá una nueva historia a partir de esta curación, que no se logra de un día para otro, por el contrario, es un proceso, es un viaje personal que nunca termina.

Un pensamiento rebelde con la idea que deseo comunicar es pensar diferente a otros y que estos otros sean mayoría, la rebeldía no es bien concebido en nuestras sociedades, es por esto que siempre será opción de una minoría.

El caso es  que surge cuando sientes que no encajas, su síntoma, el más evidente es la sensación de insatisfacción, incluso de infelicidad aguda, que confirma la necesidad de ponerse a salvo con gran rebeldía.

Siendo rebelde se puede lograr o bien el gran despertar de esa falsa insistencia o pretensión por encajar o de conseguir alicientes que te den un respirito y por ende estacionarte en una nueva creencia que sigue separándote de otros, pero que finalmente te ofrece el gran encaje deseado, sea un lugar o grupo de personas.

Todo esto no es más, que un grito desesperado por una búsqueda de identidad que hemos olvidado, así de SIMPLE.

Permítete fluir y experimentar toda tu rebeldía, tú mismo descubrirás que aquello aparentemente malo puedes finalmente verlo con otros ojos y para que no te me confundas, te doy este indicador:

Cuando hayas desvanecido aquello que percibías como “bueno” y “malo”  y notes que es una sola cosa, y se contienen, liberas tu mente de la cárcel mental resultado de los condicionamientos implantados.

Conoce la creación y su perfecto equilibrio a través de ti. Me gustaría ser la guionista de tu historia, pero solo tú puedes serlo, aunque sí puedo invitarte a soñar, y me aviento a diario a ello. Ahora, un pedacito de tu posible guión:

Y cuando pudo ver, se dio cuenta que el pensamiento rebelde que lo(a) creyó diferente, que lo(a) separaba de otros, lo(a) llevo con SuMisión,

Con la verdad,

Ahora, es Uno con todo y todos!

¿Cuál es tu misión?



Deja tus comentarios aquí: