El placer de ser auténtica

“El placer de ser auténtica” este es un eslogan que me gustó para mi misma, lo utilizo en todas mis redes sociales porque me siento identificada. Se trata de la importancia que tiene ser uno mismo.

Muchas veces hemos escuchado eso de que todos somos iguales, está bien cuando se refiere a que nadie es más o menos que otro. Todos somos seres humanos, y es aceptado para difundir la igualdad de razas, estratos sociales, nacionalidad, etc. En resumen todos somos personas valiosas, con derecho a la vida y a la dignidad.

Sin embargo cada uno de nosotros es peculiar en su forma de ser, en sus talentos. Somos únicos, no hay otro (a) igual a ti, pues eres irrepetible, ni siquiera un clon, es cierto podría parecerse físicamente, pero en lo que respecta a su esencia, sentimientos, forma de pensar, visión ante la vida, gustos, talentos no sería idéntico.

Es maravilloso saber que en todo el planeta con la cantidad de personas que lo habitan no hay nadie igual a ti. Asimismo es cierto y comparto la idea del autor físico cuántico Chopra, que cada uno de nosotros tiene un talento único.

La gente trata de copiar, imitar y de esta forma ahogan su creatividad, inhiben su estilo único, su expresión e inclusive en algunos casos hasta su personalidad porque temen salirse del molde.

Algo que me ha caracterizado es que me gusta ser yo misma, estoy orgullosa de ser Egleé Yadira en todo momento, con defectos y virtudes, con aciertos y desaciertos. Sin embargo ser auténtico a veces tiene un precio en esta sociedad: críticas, envidias, hasta roces con personas, etc.  Y confieso que eso nunca me ha importado, porque cuando eres fiel a lo que sientes, eso te da mucha seguridad y paz.

Creo que ser auténtico, fiel a tu esencia no tiene precio, te sientes tan bien, con la conciencia tranquila. Sientes una satisfacción interna y finalmente las personas de tu entorno perciben esa proyección de tu ser y te aceptan tal cual eres, hasta te elogian por ser tu. Y a nivel personal aceptas tus errores, adquieres aprendizaje, es honestidad contigo y hasta con el cielo. Por ello escribo estas líneas, para dejar mi grano de arena a quienes les llegue este mensaje: “no tengas miedo de ser tu mismo (a), de expresar tus ideas, tu creatividad, tu talento, tus opiniones”.

Por enésima vez lo vuelvo a repetir en primer lugar tienes que conocerte. Y es que todo parte de allí, sino sabes quién eres, cualidades, fortalezas, talentos y debilidades, qué es lo que te gusta, no te va a quedar otra alternativa que imitar a otros.

Por otra parte debes dejar el miedo al qué dirán, a emitir una opinión distinta, por no generar polémica, temor a que te critiquen, a ser rechazado. Definitivamente ser auténtico no es para cobardes. Dios nos hizo con espíritu de valentía, si hay algo innato en ti el cielo te apoya. Así que créelo, atrévete a ser tu mismo (a) y experimenta esa sensación de congruencia.

La gente cree que ser original es algo extraño, difícil de lograr, algo de locos y resulta que es tan sencillo como hacer y ser lo que te nace del corazón, que te dediques a lo que te gusta, que dejes fluir lo que nace en tu corazón en armonía. Eso si siempre con amor, no se trata de rebeldía, sino de descubrir tu autenticidad y expresarla con amor, dejar tu huella, tu toque personal en lo que realizas.

Sin embargo para ser originales no debemos estar molestos con el mundo, no es una lucha, no es llevar la contraria, no es una batalla, ni un acto de rebeldía; es sencillamente ser y vivir acorde a tu sentir, porque de esta forma tendrás armonía en ti y así tengas opiniones en contra, eso más adelante se va a revertir y el universo te apoyará. Pues la paz y la armonía comienzan en nuestro interior, eso se proyecta y crea tu entorno. El reto de ahora en medio de tanta información y ruido es crear ese espacio que te permita escuchar tu voz interior.

Cuando digo ser auténticos me refiero a la esencia de la persona, a su forma de ser, de expresarse ante el mundo, lo que busco sinceramente es motivar a las personas a que saquen a la luz esos dones que muchos mantienen ocultos por temor al que dirán, y todos los complejos que podrían tener en sus mentes por miedo.

Para nada estoy indicando que si eres mujer tienes que andar despeinada, sin maquillaje, desaliñada para ser original, pues no, sino que sigas tu sentir, si te gusta maquillarte eso es válido  y sino también, pero como decidas andar que sea congruente con tu esencia, con lo que eres y lo más importante que te sientas bien. Y si eres hombre tampoco es que para ser original debes andar sin afeitarte, que se yo… que tu apariencia esté acorde con tu estilo, con lo que te gusta, con quien eres desde tu interior.

Ser auténtico va más allá de la apariencia y creo que no es necesario profundizar por ahora en eso.

Hay tantos paradigmas, tanto ruido, modelos a seguir, etc. Mucha gente maravillosa que no se ha hecho descubrir, que no ha dado su aporte a este mundo por miedo, por el que dirán, porque no pueden romper el molde, por quedar bien y complacer a otros, o simplemente por comodidad.

Atrévete a ser tu, no tengas miedo.

Bendiciones,

Egleé Yadira

egleeyadira.blogspot.com

@eglee_yadira



Deja tus comentarios aquí: