El poder de la elección

El poder de la elección

Nuestra vida está hecha y moldeada según nuestras decisiones. Si algo nos desagrada en nuestra vida, debemos, y sobre todo, podemos tomar elecciones diferentes.

Esto es algo bien sabido; sin embargo, la mayoría de las personas tienden a olvidar su poder de elegir, se conforman con las opciones que les proporcionan los demás, y suelen decir que es lo que les tocó vivir y así es la vida. ¿Lo han escuchado, cierto?

Eso ocurre si tu estructura mental es la de una víctima. Las víctimas sufren y padecen sus vidas porque alguien, un victimario, les hace daño, y en consecuencia, estarán mejor cuando otro alguien, ahora un salvador, les provea una alternativa o una salida.

Ahora, cuando entendemos que siempre somos nosotros los que elegimos las opciones que tenemos en nuestras vidas, ya sea que nos gusten o no, pasan a ser elecciones cuando nosotros las validamos. Es por ello que es muy importante entender que la segunda vez de un error es la primera vez de una elección.

Si alguien te dice: puedes elegir entre A y B, quieren decir realmente que ellos solo ven A y B como opciones, mas no quiere decir que esas sean tus únicas opciones. A, B o ninguna de las dos, eso también es una opción. Incluso, no hacer nada también es una elección. ¿Lo habías notado?

Es decir, cuando alguien te dice que no puedes hacer algo, jamás habla de tu capacidad de hacerlo o de lograr esa meta; solo habla de su sensación de incapacidad y la proyecta en ti. Dicho esto, tan pronto tengas conciencia de tu poder de elección, tomarás conciencia de tu poder.

Mira dentro de ti, ¿qué ves? De eso que identificas en ti elige lo maravilloso. Si no sabes qué es eso, pues es sencillo. Lo que te genera la sensación de bienestar o lo que te permite marcar una diferencia en el mundo. Ahora, elige aquello que te empodera.

Lo sé, cuando te han educado a padecer tu vida, de repente, reconocer y entender que eres libre de elegir y que aún estás a tiempo para ser feliz y pleno parece abrumador. Pero la verdad es esa, estás a una decisión de cambiar tu vida, solo falta que la tomes.



Deja tus comentarios aquí: