El poder de las decisiones

Todas las decisiones que has tomado hasta este momento han determinado tu presente. ¿Has pensado el impacto que tienen las decisiones en tu vida? y ¿cómo ellas han influido en la creación de tu destino? Todos los días estás tomando decisiones, sean pequeñas o grandes generan resultados.. Y las que tomes a partir de este momento, determinarán tu futuro.

Hay quienes les cuesta tomar decisiones y muchas veces terminan eligiendo algo en contra de lo que realmente desean. O por no decidir, la vida decide por ellos. Otros, toman la decisión de dejarse llevar por las circunstancias, en lugar de tomar el control. También, hay personas que viven diciendo «me gustaría lograr» y «me gustaría tener» y no terminan de tomar la decisión de hacerlo.

Pocos son los que reflexionan acerca de lo importante que es tomar una decisión. Cuando estás tomando decisiones estás usando tu poder de elegir, tu capacidad de cambiar o transformar aspectos de tu vida. Las decisiones que tomes pueden hacer que te sientas alegre o triste, feliz o enojado, libre o atado.

Una decisión puede cambiar tu vida. Tomarla implica dirigirte hacia un nuevo lugar en el que puedes encontrar dicha y crecimiento pero, también pueden generarte problemas y hacerte infeliz cuando van en contra de lo que es importante para ti. Otras pueden generarte tristeza, pero quizás es la mejor

Tomar decisiones implica hacerse responsable y asumir un resultado. Recuerda: una decisión puede limitar o facilitar tu vida. Si tienes que tomar decisiones ahora hazlo de manera consciente, sin que interfieran en ellas situaciones del pasado o temores del futuro.

Antes de tomar una decisión pregúntate: ¿esta decisión me hará feliz o infeliz? Define lo más claro que puedas las consecuencias que vas a obtener al tomar esa decisión y asume las actitudes que correspondan. Fíjate lo que sucede en tu mente y qué emociones te genera.

Puedes temer cometer errores, pero si sucede es parte del aprendizaje. Si te equivocas sé flexible, asume las consecuencias, aprende de ellas y busca la forma de cambiarlas.

Muchas de las frustraciones en la vida vienen de tomar pequeñas decisiones sin pensar en lo que pueda suceder a largo plazo.

Toma la decisión ahora de comprometerte a lograr lo mejor en tu vida. Es contigo mismo el compromiso. Aunque parezca que son las circunstancias las que te están llevando a tomar decisiones, recuerda: tú tienes el poder.



Deja tus comentarios aquí: