El poder está dentro de ti… no pongas freno a descubrirlo

Seguramente hemos escuchado que los resultados de una persona son fruto de sus acciones, y que a su vez reciben la influencia de su energía y su estado emocional. Además, directamente se relaciona con los pensamientos que la persona tiene sobre sí misma con respecto a lo que está haciendo. Todo este trabalenguas se resume en las frases famosas: «lo que crees, creas», «el poder está dentro de ti», «conecta con tu fuerza interior».

Estas frases son tan ciertas como el sol que sale todas las mañanas.. Tú creas tu entorno, tú puedes crear tu realidad y romper los viejos paradigmas que te han enseñado de niño. Puedes cambiar tu mapa de creencias y reconducirlo para crear eso que deseas en lo personal, profesional o emocional… y ser esa mejor versión de ti mismo.

Cuántas veces analizamos las creencias limitantes y pensamientos negativos que constantemente viven en nuestra mente deambulando día y noche… seguro que muy pocas, pues esa red de pensamientos a veces está tan arraigada que nos cuesta decirle ¡detente, ya no más!

Te has hecho alguna vez, estas preguntas:

¿Crees en ti?, ¿te amas ?, ¿tomas conciencia de tu acciones y tus pensamientos?, ¿quién eres realmente?

Vivimos en una sociedad sumamente quebrantada a nivel emocional y con una falta de amor que nos conduce a un sistema que te desconecta de tu esencia y solo explota la parte racional, el robot humano, el autómata, olvidándose del ser, del corazón. Con este sistema pensamos que nos tenemos que ganar el amor, que tenemos que hacer cosas para que nos quieran, y al final, empezamos a darnos cuenta de que algo no está bien, y aparece la tristeza, la frustración, la ansiedad. Vibramos en el miedo porque si no consigo cosas no me van a querer y no lograré nada. Eso es simplemente el reflejo de ese mapa de creencias aprendido.

Pues hoy quiero decirte que toda persona por naturaleza tiene la capacidad y el poder de crear cosas en su realidad, todo lo que vemos es un reflejo de nuestro sistema de creencias y proyección de nuestro interior, creamos nuestra realidad con nuestros pensamientos; así como también lo que decimos y hacemos, es un todo que se unifica y da un resultado. Si yo considero que no soy capaz de hacer algo, o no me considero digno de amor, genero una realidad acorde con lo que elijo crear.

¿Qué trae esto como consecuencia? Un ser limitado, un ser con un lema de “no puedo”, y es porque hemos elegido sumergirnos en un mundo contrario a nuestra naturaleza y esencia, y cuesta reaccionar.

¿Cómo descubro ese poder? La clave está dentro de ti, no en las circunstancias externas, despierta al niño interior que llevas dentro. ¿Recuerdas cuando eras niño? Los niños viven en el presente, en su aquí y su ahora, ríen, juegan, cantan, viven en el sentir. Pues despierta ese niño que eras, disfruta de la vida. Los momentos difíciles y de crisis que tenemos, ya sea experiencias de dolor, sufrimiento, enfermedades o situaciones difíciles tienen la función de reconectarnos con nuestro interior, de volver a nuestro ser para cambiar y vivir el ahora, en el sentir. ¿Por qué es así?, porque el ser humano despierta o se transforma casi siempre luego de profundas crisis o situaciones difíciles; es allí donde recuerda su esencia, quién es y conecta con lo que desea… que no es más que estar feliz.

Puedes cambiar y reconducir tu vida a lo que deseas, a lo que te haga feliz, solo empezando por cambiar tus pensamientos, tus creencias limitantes, conectando contigo mismo, diciendo: «¿qué aprendizaje me deja esta situación?», en lugar de «no puedo con esta situación». No esperes a que te digan que vales para sentirte valioso, no esperes a que te amen para amarte, no esperes a que te reconozcan si no te reconoces… hay que empezar de dentro para fuera. Si empiezas por creer en ti, valorarte, amarte y reconocerte, tu entorno lo hará; convierte pensamientos tóxicos en pensamientos positivos, y tu capacidad creadora y tu poder se manifestará en tu realidad.

Ten presente que vivimos en un mundo con paradigmas y creencias muy limitantes, donde el miedo y la culpa reinan. Intenta no ser parte de la mayoría, motívate a cambiar y a descubrir ese poder que eres tú desde tu esencia y no permitas que ni tu juez mental, ni el exterior pongan el STOP para ponerlo en práctica en tu diario vivir.

¡Empodérate y sal al mundo a amar, a crear y a disfrutar!…



Deja tus comentarios aquí: