El poder que tenemos dentro

Me encanta cuando recibo mensajes de personas que comparten su visión acerca de lo que escribo, sobre sus inquietudes de ser mejores cada día y el interés de poder manejar aún más las circunstancias de la vida, esto hace enriquecedora la experiencia de crecer juntos. Alguien me preguntó en estos días si realmente es posible mantenernos positivos y con entusiasmo todo el tiempo. Bien, todos experimentamos en la vida sensaciones agradables y desagradables de acuerdo a las experiencias que vamos teniendo. En el transcurso del día podemos llegar a sentir alegría, tristeza, dolor, enojo, en fin «emociones bien humanas» y es que todos somos seres emocionales y las emociones hay que aceptarlas, pues siempre nos están indicando algo, si las usamos como aliadas o brújula nos informan acerca de como estamos llevando nuestras vidas, nuestras relaciones y decisiones. Lo importante es saber que aunque vivamos diferentes emociones siempre vamos a tener el poder de cambiarlas con respecto a aquello que nos influye. Las situaciones pasan, los malos momentos también, nos queda la emoción como reflejo de las situaciones que experimentamos.

No podemos cambiar los hechos, pero sí podemos cambiar nuestra actitud ante esos hechos.

En PNL hablamos del reencuadre, consiste en buscar lo positivo o el aprendizaje que nos da la experiencia vivida, preguntarnos ¿qué hay de bueno en lo que nos está sucediendo? ¿qué estoy aprendiendo con esta situación? Todo en la vida es como uno decida verlo, si decides encontrar la enseñanza en medio del dolor terminarás conociéndote aún mejor y siempre tendrás la oportunidad de cambiar tu percepción acerca de lo que te sucedió. Saber que aunque tengas «momentos» de sentimientos que te limiten también tienes el poder de volver a un estado de tranquilidad, alegría, pues la vida es lo que te va sucediendo y no nos mantenemos siempre igual. Somos más inteligentes emocionalmente cuando nos decimos a nosotros mismos ¿qué hago con esto que me está pasando?; ¿en lugar de esto que estoy sintiendo qué elijo sentir? o ¿cómo resuelvo la situación que estoy viviendo?; y si la solución no la encuentras, simplemente aprovecha el momento para enfocarte en las cosas que quieres. Recuerda que lo que hagas en tu presente también influirá en tu futuro.

«Si te sientes angustiado por cualquier cosa externa, el dolor no se debe a la cosa en sí, sino a tu propia estimación sobre ella; así pues tienes el poder de eliminarlo en cualquier momento». Marco Aurelio

En este momento «AHORA» es una valiosa oportunidad para preguntarte: ¿Qué es lo que me hace feliz? ¿Cuáles son los compromisos que tengo conmigo mismo? y ¿Qué haría para sentirme motivado todo el tiempo?

Disfruta la vida HOY, llénate de buenos momentos.



Deja tus comentarios aquí: