El Rechazo: ¿cómo superar ese maldito miedo?

El rechazo, es uno de los cinco miedos aprendidos. Éste, no viene en tu genética, sino que lo has ido adquiriendo con el tiempo. Sos gregario, no es de naturaleza humana sentir que no perteneces a ninguna tribu, grupo, gueto, equipo o familia. Quedarte aislado es un temor latente.

¿Por qué una persona rechaza a otra?

Por miedo.

La sensación de desagrado que podés provocar en una persona, que hasta incluso a veces ni siquiera conocés, no tiene que ver contigo. Tu imagen, una frase, tu tono de voz, tu fisonomía, tus ideas, etc., gatilla en ese individuo un rechazo directo anclado en evocaciones propias. Es más, el rechazo tiene que ver con la historia del que rechaza y nunca con tu persona. Ciertamente, al ser rechazado, vivirás una fuerte reacción química cerebral, que – según estudios -, es exactamente idéntica al dolor físico.

Y … ¿qué hacer?

Una persona te rechaza cuando su memoria le recuerda – al interactuar contigo – un episodio ingrato de su vida. Estimulará así, su alejamiento de la “amarga angustia” que percibe cercana.

Entonces, será fundamental que te veas desde la autoexcelencia, en lugar desde la autoexigencia. En la educación que has recibido, te entrenaron para que te exijas permanentemente. Incluso te decían que lo contrario a ello, era la mediocridad. Así que bajo esta determinación binaria, no te quedaba más salida que quedarte con la primera opción.

Autoexigirse quiere decir que le darás demasiada importancia, mucho más de lo que merece, al juicio de otros, incluso al de los más cercanos a vos. Te importará tanto la opinión de los demás que serás capaz de cambiar determinaciones claves en tu vida por miedo a quedarte excluido, pero con ello también hipotecarás tu dignidad. Y todo, por ese maldito miedo al rechazo de tus semejantes. Sin embargo, si canjeas la autoexigencia por la autoexcelencia te demostrarás madurez emocional. La autoexcelencia está relacionada con el espíritu de superación, pero sin pérdida de identidad. Lo que te diga el resto de la gente, es solo información, que te será útil por cierto y que podrás procesar a su tiempo, pero que en ningún caso tendrás la obligación de cambiar. Nadie más, puede ser mejor que tu. Pruébalo.



Deja tus comentarios aquí: