El refuerzo positivo mejora resultados de una empresa

La idea es llevar a los empleados a alcanzar su potencial de tal manera que sobrepasen todas las expectativas y se conviertan en un activo.

Una de las cosas que más me ha llamado la atención en Venezuela es el trato de los superiores hacia sus empleados. No solo no los tratan bien sino que buscan la manera de tratarlos mal. Los involucran en trabajos donde no pueden apalancar sus fortalezas sino que en los mismos salen a relucir sus debilidades. Los empleadores y gerente no se dan cuenta es que quienes pierden son ellos.

Al empleado le pagan un sueldo, él a cambio le da a la compañía tantas horas de trabajo por ese sueldo independientemente que sean productivos o estén desmotivados y su rendimiento sea pésimo. Un empleado desmotivado percibe el mismo salario, en el mismo nivel jerárquico, que un empleado motivado.

El empleador que trata mal a sus empleados y los coloca en asignaciones donde salen a relucir sus debilidades está perdiendo dinero, o robándose a sí mismo, como diría el famoso consultor norteamericano, Jay Abraham: “Si un empleado está motivado su rendimiento se incrementa notablemente. Si además de eso los colocan en asignaciones donde puede apalancar sus fortalezas, se sentirán competentes y harán una trabajo de calidad mucho más rápido o eficientemente”.

Llevemos esto a un ejemplo numérico para que se entienda la idea. Si a un empleado gana Bs. 22 mil/mes y el emprendedor lo mantienes motivado y lo colocas en un proyecto donde sus fortalezas salen a flote puede hacer el proyecto en 40 horas. El costo del proyecto en horas hombre en igual (22.000 /mes*40 horas / (4,3 semanas/mes * 40 horas/semanas) = Bs. 5.116,28.

Vamos con otro caso diferente, manteniendo el mismo proyecto y el sueldo del empleado. Un empleado que está desmotivado porque el empleador lo trata mal y le asignan el mismo proyecto, pero este empleado tiene competencias diferentes y este proyecto necesita competencias que no tiene porque son parte de sus debilidades. El trabajo lo termina en 110 horas. El costo del proyecto en horas hombre en igual (22.000 /mes*110 horas/(4,3 semanas/mes * 40 horas/semanas) = Bs. 14.069,77.

El mismo proyecto con un emprendedor inteligente que mantiene motivado al trabajador y apalanca sus fortalezas cuesta 5.116,28 Bs. el proyecto. Mientras que un empleador que trata mal y no utiliza las fortalezas de sus empleados el proyecto le cuesta Bs. 14.069,77.  El empleador que entiende el valor del recurso humano se ahorró 8.953,49 Bs. en este proyecto.

Ahora si hablamos el caso de un gerente y no un empleador, este principio se cumple igualmente porque aunque el dinero no le pertenezca directamente al gerente, su forma de tratar a los empleados le cuesta a la compañía  Bs. 8.953,49 más que salen del presupuesto del departamento del gerente. Esto trae dos consecuencias que se pueden dar juntas o por separado: La eficiencia del departamento del  gerente que no entiende el valor del recurso humano es menor y no alcanza su máximo potencial o este gerente necesita más personas para hacer el mismo trabajo. En ambos casos el gerente es ineficiente y eso se reflejará en el tiempo con sus evaluaciones, sus ascensos y permanecía en la compañía.

No solo hay que tratar bien a los empleados sino hay que entender que el capital humano es una de las ventajas más importantes que tiene una compañía.

Según estudios del consultor norteamericano Perry Marshall, el refuerzo positivo tiene un poder extraordinario en el desarrollo de las personas.

Menciono un caso de refuerzo positivo que me llamó mucho la atención.  Una muchacha de 11 años le dan una ovación gigantesca en su recital de piano en la escuela. Esto la incentiva a seguir hacia adelante y 25 años después está en el teatro Lincoln Center en Manhattan, interpretando la segunda sinfonía Beethoven con la filarmónica de New York.

Es algo casi indescriptible el efecto que el refuerzo positivo tuvo en la vida de esa muchacha de 11 años, la ovación que esa muchacha le dieron en la escuela la hizo llegar a seguir adelante para desarrollar su potencial y llegar a ser extremadamente exitosa.

Esto mismo pueden hacer los gerentes y empleadores con sus trabajadores y llevarlos a alcanzar su potencial de tal manera que sobrepasen todas las expectativas y se conviertan en un gran activo para la empresa.

He desarrollado en Venezuela y otros países, equipos de alto desempeño cuya entrega y sentido de pertenencia con la compañía ha sido muy satisfactoria. A la hora que ellos le producen más dinero a la compañía ellos también ganan más dinero, siempre apalanco sus fortalezas y los que no tienen las competencias y motivación para ser parte de ese equipo terminan por irse ellos mismos de la compañía.



Deja tus comentarios aquí: