El reloj biológico también afecta a los hombres

El reloj biológico también afecta a los hombres

Dos estudios diferentes fueron presentados en la Conferencia anual de la sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva donde demuestran las probabilidades que tienen los hombres para no procrear con el paso de la edad.

El estudio indica que no solo las mujeres se preocupan por el paso del tiempo y la imposibilidad de no poder procrear sino que también los hombres a medida que van envejeciendo también les afecta. De acuerdo con lo presentando en la conferencia, a partir de los 41 años de edad las posibilidades de convertirse en padres disminuyen drásticamente.

La primera investigación encontró que entre los 41 y los 45 años de edad estas probabilidades disminuyen 7% cada año. Después de los 45 años la posibilidad de convertirse en papá disminuye drásticamente.

La doctora Paula Fettback encargada de dirigir el estudio dijo para la BBC «de los 570 tratamientos de fertilización entre marzo de 2008 y abril de 2011se observó que la edad de los hombres involucrados en el experimento, interfirió y en muchos casos impidió que fueran papá«.

La edad promedio de los hombres cuyas parejas fueron sometidas a la investigación era 41 años. Pero la edad promedio de aquéllos que no tuvieron éxito en el tratamiento fue 45 años, explica la investigadora.

Desde siempre se ha pensado que los hombres producen esperma cada 80 días e independientemente de cuál sea su edad, este esperma es nuevo, pero la doctora aseguraron que «ahora parece que llegada la mediana edad, entre los 40 y 50 años, la capacidad de producir esperma disminuye, al menos en términos de calidad».

La importancia de tomar en cuenta el avance del reloj biológico no es algo en el que sólo intervengan las mujeres, sino que los hombres también deben estar conscientes que este reloj biológico también los afecta a ellos.

Génesis Arévalo



Deja tus comentarios aquí: