El sándwich de Mariana

También conocido como “bullying”, el acoso escolar puede ser visto como una distorsión sobre la ley del más fuerte, donde la humillación y sumisión del otro apunta como la mayor recompensa. Cuando hablamos de esta situación, en primer lugar creemos que solo involucra a niños, y luego no somos capaces de ampliar esta perspectiva más allá de las paredes del colegio para encontrar las causas.

La violencia está cada vez más presente en un número incontable de situaciones. En la escuela o universidad, el trabajo, en la calle, incluso en los hogares. Y se presenta como una cadena interminable en el que uno agrede al otro, y éste se “desahoga” en una nueva víctima. Es por ello que la asociación civil Basta Ya, en México, ha decidido lanzar su campaña #ElBullyingNOEsUnJuego, con la valiosa ayuda de varios cineastas.

En los últimos días, la pieza firmada por Carlos Cuarón ha inundado las redes sociales: “El sándwich de Mariana”. Cuenta la historia de una niña de 10 años que se convierte en la víctima de Isabel, tres años mayor que ella. Un día Mariana decide perseguir a su agresora y se enfrentará a una realidad que no esperaba.

En unos diez minutos, Cuarón firma una sentencia: Todos podemos ser víctimas… Y agresores. Un gran corto que nos dejará pensando.



Deja tus comentarios aquí: