El sentido de tu vida es vivirla sin límites

«La vida fue hecha para ser vivida en gozo eterno, libertad infinita y conciencia ilimitada. Cualquier cosa menos que eso te está haciendo perder completamente el objetivo de haber nacido humano.» Maharishi Sadasiva Isham

Me encanta esta cita de MSI, me resulta una eterna invitación a jugar la vida que se supone vine a vivir. Sin preguntas, comparaciones, culpas o recriminaciones. Simplemente vivirla, comérmela con la total seguridad de que no me dará dolor de estómago, como si hubiera tiempo para tal cosa, especialmente ahora cuando el momento histórico que vivimos, este momento energético del planeta que vivimos, acelera la percepción de nuestros días y nuestra realidad. Entonces me pregunto ¿Por qué no vivir plenamente?

Y no es una cuestión de vivir a medias, de jugar pequeño o grande. No. Sólo hay una verdadera forma de hacerlo: en Presente, donde no existe esa voz que quizás escuches de vez en cuando en tu cabeza, que suena igual a ti, siempre desea tener la razón y posee una fuerte opinión para todo, o parece un juez diciéndote lo bien o mal que lo estás haciendo.

Por darle poder a esa voz y creerle nacen la mayoría de tus comparaciones, frustraciones, inseguridades y miedos. ¿Quién te dice que no puedes tenerlo todo en tu vida, quién te dice que no eres pleno en este instante? La verdad es que es sólo esa voz la que insiste en que estás demasiado ocupado como para detenerte y simplemente disfrutar este momento y lo que contiene, justo Ahora. Nada más.

El_sentido_de_tu_vida_2¿Te comparto un secreto? No hay nada más que escuchar sino el Silencio que encuentras dentro de ti. Ya estás familiarizado con él. Ha estado allí desde siempre. Unas veces suena como algo muy certero, otras como una sensación de calidez inmensa, pero también puede sentirse como mucho amor o contentamiento. Y sí, siempre está dentro de ti… En esos momentos cuando no te cabe la menor duda de estar enamorado de alguien no existe aquella vocecita recriminando nada. Ese rato en el que te encuentras totalmente absorto y entregado al mar, a tus hijos o besando a tu pareja, tampoco aparece. Estás Presente. Estás Siendo desde dentro de ti, dejando que tu Ser haga ebullición, o dicho de forma más simple, estás en paz. Contigo. El mundo no tiene nada que ver.

Pero entonces aparece de nuevo ese ruido y te dice que no, que no es posible esa serenidad. “Tú no puedes estar sin hacer nada, tú no eres así, tú necesitas el estrés y la presión para funcionar y ser exitoso”. ¿Según quién?. ¿Esa voz te conoce tanto así como para saber que tu realización como persona de empresa es diferente a tu realización como Ser Humano?. Esa voz que te compara y que no tiene saciedad, no sabe que eres un todo y que ese “éxito” no es tal si no hay un equilibrio en los otros aspectos de tu vida, y que los logros alcanzados tratando de complacerla sólo te ocasionan más insatisfacción porque no vienen de tu Ser, sino del ruido incesante de tu mente.

¿Qué tal si comienzas a calmarla, a ser gentil contigo y escuchar tu corazón? ¿Qué tal si tienes el coraje de crear un nuevo hábito? Observa tu corazón, quién eres realmente, qué pequeñas cosas cotidianas te sacan una sonrisa de forma natural. Te sorprenderás de lo absolutamente pequeñas que son. Observa bien: el sorprendente mundo interno de otra persona que se asoma en su mirada puede hacer que conectes con el tuyo. Date el tiempo en cada actividad de tu día. Respira conscientemente, observa más alerta aún, hacia adentro. Medita, descubre que tú eres un Ser que ocupa mucho más espacio que tu cuerpo y en esa infinitud habita tu verdadera voz, la que siempre vive plenamente, la que siempre Vive Libre de la mente. Juega.

 



Deja tus comentarios aquí: