El sueño de convertirse en un director de orquesta

Bailarina, cantante, veterinario, actor, bombero, piloto y hasta director de orquesta es la respuesta de muchos niños a la pregunta ¿qué quieres ser cuando seas grande? De hecho, cuando responden sus ojos brillan, sus caritas se iluminan y sus cuerpos adoptan la posición del personaje soñado. Es que todos -desde muy pequeños- tenemos sueños, algunos de ellos los logramos al pasar los años y otros se quedan en nuestra memoria como profundos anhelos.

Sin embargo, nunca es tarde para alcanzar lo que más deseamos, de hecho a veces las oportunidades se nos presentan sin buscarlas y solo hay que vivirlas.

¿Te imaginas caminar por una calle de Caracas y ver una Orquesta de verdad sin Director y que de repente alguien te diga: “sube, dirígela, toma la batuta”?

Como puedes observar la Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho, en el marco de su XXV Aniversario y Mundo Sin Igual, nuestra estrategia de Responsabilidad Social Empresarial, cumplieron el sueño de muchos con el proyecto Dirígenos. Se trata de una actividad musical de calle que brinda a los presentes la oportunidad de vivir la experiencia de ser un ´Director de Orquesta´. La Plaza Bolívar de El Hatillo y en el centro Comercial El Recreo han sido escenarios para esta iniciativa. Y aún faltan otras.

La participación de las personas ha sido extraordinaria, no porque conozcan de música (por lo general los que suben a dirigir desconocen del tema), sino por la satisfacción que muestran sus rostros, al imaginar por unos minutos que son todo un Dudamel.

destacado-dirigenosEsta iniciativa no solo demuestra que los seres humanos queremos siempre alcanzar nuestro sueños, sino también que hay organizaciones en Venezuela que trabajan día a día por crear un mejor país, por lograr un Mundo Sin Igual.

Coméntanos si te gustaría ser Director de Orquesta o qué sueños aún tienes pendiente.



Deja tus comentarios aquí: