Yoga para la vida: comida y pensamientos chatarra

EL TEMPESTUOSO MUNDO DE LOS SENTIDOS

¿Te consideras “esclavo” de tus sentidos? ¿el sentido del gusto va de primero?, si tus respuestas son afirmativas… ¡continúa leyendo! descubrirás que no es tan difícil salir de dicha esclavitud. Comencemos por una alimentación consciente, que sin duda puede asumirse como un nuevo precepto de vida; una vez que hayamos reconocido que generalmente, cuando comemos lo hacemos para complacer dicho sentido y no vislumbramos que aquello que ingerimos, tiene el poder de llegar hasta las células y moléculas de las cuales estamos conformados. Te invito a dejar que la comida te llene, primero de gratitud y luego de deleite; teniendo presente que no sólo estamos llenando nuestro estómago, sino que también estamos nutriendo nuestra mente y espíritu. Poco a poco re-educaremos y refinaremos la mente y los sentidos.

SER SENSIBLES, ES ESTAR VIVOS

De todos los sentidos, el gusto es el sentido que más debemos moderar… ¿Por qué?, pues porque está asociado al don de la palabra y nos afecta tanto lo que por la boca entra, como lo que de la boca sale. Aquí la practica del yoga físico nos puede ayudar mucho; ya que facilita la refinación de nuestros sentidos, la purificación de nuestras emociones y la elevación de nuestra consciencia; haciéndonos cada día, mas despiertos y sensibles. El Yoga no se opone el placer, sino a nuestra esclavitud y apego hacia él. De hecho; la práctica del Yoga y la meditación; de la mano de una alimentación consciente; nos pueden ayudar a expandir el placer hasta convertirlo en dicha. Así que no temas ser sensible… ¡ser sensibles es estar vivos!

COMIDA Y PENSAMIENTOS CHATARRA

yoga-accionSi el cuerpo está hecho de comida y la mente de pensamientos; evitar la comida chatarra ¡no es suficiente! Yoga nos sugiere evitar también los pensamientos y experiencias “chatarra”, los cuales se encuentran envueltos de manera atractiva pero en su mayoría, sólo logran debilitar tu mente. Cada día los sentidos le ofrecen a esta una comida de diez platillos distintos, si la mente elige “devorar” esos pensamientos chatarra se debilitará y estará intranquila; convirtiéndose en presa fácil de las emociones destructivas. Practicar el ayuno nos puede ayudar mucho. Así como un ayuno ligero, es muy bueno para tu sistema digestivo; un ayuno de los sentidos es muy beneficioso para tu sistema mental. Meditar es una forma de ayuno sensual, que te traerá beneficios duraderos.

TU ALIMENTO, ES TU MEDICINA

Sabías que se calcula que empleamos alrededor de 700 horas por año para comer y beber. Con esta cifra resulta evidente que el alimento es vital para sostener nuestro cuerpo físico; pero ¿y qué hay de nuestro cuerpo emocional y mental? Si insistimos en darle a la comida una importancia social demasiado relevante terminaremos por comer para satisfacer todo tipo de deseos, no sólo el hambre y esto puede enfermar tanto al cuerpo como a la psique; pues lo que le ocurre a uno afecta al otro. ¿Qué tal si empezamos a ver el alimento como medicina? El Yoga y la Ayurveda tienen mucho que enseñarnos al respecto y lo resumen en este milenario aforismo: “Si tu alimentación no es la adecuada; la medicina no sirven de nada; pero si tu alimentación es la apropiada; la medicina no es necesaria”.

 



Deja tus comentarios aquí: