El turismo como una actividad de crecimiento personal

El turismo es una actividad que se describe dentro del rubro de lo económico, una actividad productiva, que se puede definir como un intercambio de experiencias por dinero, donde debe asegurarse la calidad existiendo competencia entre diversos proveedores, mayoristas y minoristas de turismo, todo un mundo que solo los especialistas conocen a cabalidad.

El turismo tiene un sin fin de vertientes o ramas interesantes que podemos citar: turismo de aventura, turismo ecológico o ecoturismo, turismo tradicional, turismo histórico, y hoy quisiera presentarles una rama del turismo que es poco conocida: el turismo como una actividad de crecimiento personal, algunos la pudieran confundir con turismo holístico o turismo espiritual, sin embargo, es diferente, ya que en el turismo de crecimiento personal no se hace énfasis en rituales mágicos, el turismo de crecimiento personal o turismo terapéutico; es una actividad que se apalanca en la experiencia de un viaje para lograr un aprendizaje de vida, que realmente impacte a la persona y la catalice un cambio.

El turismo como crecimiento personal busca que a través de la experiencia del viaje se le otorgue un significado personal a la vivencia en un lugar específico, por supuesto, esto tiene que ver con la psicología ambiental y en cómo lo que nos rodea nos afecta, por ejemplo, en el campo todas las personas tienden a bajar el ritmo, a relajarse, en la ciudad ocurre exactamente lo contrario, o existen lugares que por ser tan impresionantes nos obligan a pensar en Dios, otros generan miedo por ejemplo, un río caudaloso. Cada lugar puede dar pie a diferentes sensaciones, por eso es importante estudiar el lugar antes de determinar la dinámica específica que se puede utilizar a nivel individual o en grupo.

Algunas personas hacen dinámicas esotéricas en paisajes naturales, esto no es turismo como crecimiento personal, quizás en un lugar determinado hacen cierto ritual, pero no puede ser calificado como turismo terapéutico, pues el turismo como crecimiento personal se genera con otros recursos y tiene que ver con un estudio mas sistemático del lugar, así que es importante no confundir cualquier actividad con crecimiento personal.

Otro aspecto importante a resaltar, es que el turismo o el viajar, se suele utiliza para evadir los problemas, pero esta propuesta considera que el proceso que naturalmente ocurre es exactamente lo contrario, solo que no se ha canalizado de la forma adecuada, por lo tanto, cuando viajamos y nos salimos de la rutina observamos nuestros problemas más objetivamente “desde afuera”, y además de forma más relajada, entonces se hace más fácil ver la solución o encontrar un significado para la vida de la persona, de eso se trata el turismo terapéutico.

En nuestro país mi trabajo ha sido pionero del Turismo Terapéutico y de Crecimiento Personal, trabajo en uno de los lugares más maravillosos para hacer turismo, el Salto Ángel en Canaima, estudiado la reacción de los turistas en cada monumento natural, cascada o rio y a partir de allí creando un programa que ya muchos han vivido y que les ha cambiado la vida. Anímate a hacer Turismo terapéutico, estoy segura que esta será la mejor experiencia de crecimiento personal que puedas vivir. Nuestra próxima experiencia será del 13 al 15 de septiembre de 2014 así que están cordialmente invitados. Si desean mas información puedes visitar mi web.

Segura que esta nueva forma de turismo será de provecho para muchos… me despido hasta una próxima oportunidad.



Deja tus comentarios aquí: