El valor de ser y tener

Lamentablemente muchas personas tienden a criticarse. Sólo se valoran en función de los logros materiales y se cuestionan o autocensuran cuando piensan que no han triunfado.

La conciencia de nuestro valor influye en nuestra vida, sobre nuestras relaciones con los demás y sobre el sentido que damos a la palabra «éxito personal».

El «ser» tiene que ver con nuestra identidad, «el tener» tiene que ver con nuestras capacidades. Hay quienes mezclan el ser con el tener, esto trae como consecuencia que se sientan mal. Evalúan su importancia como ser humano en función de sus realizaciones, y su identidad, con sus capacidades. Lo que somos – seres humanos dignos de respeto y consideración (para con nosotros antes que para los demás) y lo que hacemos que puede mejorarse con la adquisición de habilidades y conocimientos adecuados- son intrínsecamente diferentes. Es muy importante hacer esta distinción.

Nuestro valor personal radica en confiar en nosotros mismos para reflexionar y actuar en función de nuestro propio juicio. Reforzar diariamente nuestras capacidades y perfeccionarlas con el tiempo a través del uso diario de ellas. Mejorar constantemente, enviándonos mensajes positivos, visualizando logrando las metas y en las dificultades mantener las mejores actitudes.

Constantemente estamos eligiendo y nosotros tenemos el poder de elegir quedarnos con lo mejor que tenemos. Una persona con autoestima alta, consciente de su valor, se siente competente para afrontar los cambios de la vida y los problemas que se le puedan presentar. Mantener una imagen positiva de si mismo, de confianza y actuando como tal ayuda a reforzar nuestras cualidades, al hacerlo diariamente le enviamos a nuestro inconsciente mensajes sobre como queremos ser, estar y tener en nuestras vidas.



Deja tus comentarios aquí: