El virus del ¨sí, pero¨

Cuantas veces he escuchado:

Hola, dormiste bien? Si, pero… Me desperté con sueño.

Compraste lo que querías? Si, pero… Lo aumentaron de precio.

Te llamó la persona que esperabas? Si, pero… Le noté algo raro.

Fuiste al almuerzo que te invitaron? Si, pero… La comida no estaba muy buena.

Te gusta mi artículo? Si, pero… Le faltó como algo.

Te dijo que te amaba? Si, pero…

Podría escribir páginas y páginas de ejemplos como esos. El ¨Si, pero…¨Se ha convertido en viral.

Nos hemos acostumbrado a verle el ¨pero¨ a todas las situaciones y cosas. La inconformidad se ha vuelto la regla. Y no se trata de ser conformistas, no, no es eso.

Hemos perdido la capacidad de agradecer lo bueno que cada día tenemos. Aquello de ver el vaso medio lleno, o medio vacío, no es sólo cuestión de moda.

Los ¨pero¨ nos crean una sensación de desgano, de no estar nunca contentos con nada. A medida que crecemos claro que las exigencias van aumentando, y está bien querer buscar la excelencia, siempre y cuando no perdamos la capacidad de alegrarnos por querer tener perfección en todo. Miremos a los niños que se alegran con cada detalle, que nos dibujan unas flores en un papel y la entregan con una inmensa sonrisa.

Decide recuperar esa alegría que da agradecer los pequeños detalles.

La vida es el presente, la vida es hoy. El pasado ya no existe, el futuro  es incierto. Ninguno de nosotros sabe hasta cuando va a vivir, por eso cada día deberíamos agradecer cada pequeña cosa buena que nos sucede.

Voy a cambiar el ¨si, pero…¨por el ¨si, gracias a Dios¨.

Voy a cambiar el ¨si, pero…¨por el ¨si, afortunadamente¨.

Voy a cambiar el ¨si, pero…¨ por el ¨si, gracias por preguntar¨.

El ¨pero¨que no importe, a menos que sea en positivo. Me salió mal el negocio, pero… gané grandes amigos. Se pinchó el caucho del carro, pero… conseguí ayuda inmediatamente. Se dañó el teléfono, pero… afortunadamente tengo para repararlo.

Decide por actitudes que te permitan estar más alegre con la vida.

Como dice una buena amiga, si no tiene solución? para que te angustias? y, si tiene solución? para que te angustias?. Ocuparse de las cosas, no preocuparse. Nuestra salud, lo agradecerá.

Decido vacunarme del virus del ¨si, pero…¨ Pero… lo utilizo de manera positiva, y así lo transformo en energía que me impulsa a vivir cada día mas a gusto con mi vida.



Deja tus comentarios aquí: